Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2020-11-23¿Puede la economía azul apoyar una recuperación sostenible e inclusiva en el Caribe?

BID |El 12 de agosto de 2020, el BID organizó un seminario web sobre cómo la economía azul puede ayudar a impulsar una recuperación sostenible e inclusiva en el Caribe tras el COVID-19.

El evento tuvo como objetivo promover la economía azul como motor clave para la recuperación, crear conciencia sobre la importancia de los recursos de los océanos y costas más allá de la pesca y el turismo, y destacar la agenda del BID en este tema, en particular para los pequeños estados con grandes extensiones de océano.

Un grupo de líderes en la formulación de políticas del Caribe discutió el potencial que tiene la economía azul para ayudar a los gobiernos a repensar sus vías de desarrollo y redireccionarlas hacia nuevas vías de crecimiento económico, innovación y digitalización. Las conversaciones abordaron cómo desencadenar el potencial de los océanos para generar prosperidad y, al mismo tiempo, reconocer el importante papel que juegan para regular nuestro clima y proporcionar alimentos, equidad social e identidad cultural. ¡Y cómo olvidar que construyen resiliencia a los impactos del cambio climático! Si no pudo ver el evento, a continuación encontrará algunos puntos destacados.

La economía azul: ¿una hoja de ruta para el futuro?

Más allá del severo impacto económico que trae una caída en los ingresos provenientes del turismo causada por las restricciones de viaje relacionadas con el COVID-19, las islas del Caribe también enfrentan la crisis climática, un acceso limitado a los recursos de agua dulce y una capacidad insuficiente para responder a y recuperarse de eventos climáticos extremos.

El Jefe de la División de Cambio Climático del BID, Graham Watkins, moderó el evento y destacó el compromiso del BID de apoyar a los países en la elaboración de planes de recuperación de la pandemia. Aunque existen diferentes interpretaciones del término economía azul, este está basado en la idea de un uso sostenible de los océanos, el cual resuelve el problema de los desechos, es inclusivo y desempeña un rol principal en ayudar a lograr una recuperación sostenible.

Dado que las islas están rodeadas por extensas áreas de océanos, existen grandes espacios de desarrollo para crear una nueva economía sostenible. Desde Río+20 en el 2012, la economía azul ha ido ganando terreno a medida que las naciones costeras e insulares reconocen en sus océanos la próxima frontera para el desarrollo económico.

Un enfoque de crecimiento basado en los océanos no solo ofrece recursos marinos y costeros, sino también una forma de abordar el alto desempleo, la inseguridad alimentaria, la pobreza y la vulnerabilidad al cambio climático. De manera similar, una economía circular permite pasar de un modelo lineal de tomar, hacer y desechar a uno que sea restaurador y regenerativo por naturaleza.

La economía azul permite a los países expandirse a nuevos campos como la biotecnología marina, la energía renovable marina, el turismo sostenible, la pesca/acuicultura, y la captura de carbono, entre otros.

Watkins habló con el Sr. Cletus Springer, Director del Departamento de Desarrollo Sostenible de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien es un firme defensor de la protección y gestión de los océanos y las costas. El Sr. Springer hizo énfasis en que la economía azul puede ser la base para construir un futuro más sostenible y resiliente.

También sugirió que los países formen una alianza con la comunidad del Caribe para hacer frente a la falta de una base de conocimientos diversificada sobre economía azul y para adoptar un enfoque más coordinado que inspire y apoye la innovación.

La conversación luego se trasladó a la Sra. Una May Gordon, Directora de la División de Cambio Climático del Ministerio de Crecimiento Económico y Creación de Empleo de Jamaica. Jamaica se está tomando muy en serio su lucha contra el cambio climático. La actualización de la Contribución Determinada a Nivel Nacional (CDN) que fue lanzada en junio de este año muestra un gran compromiso para aumentar la ambición. La Sra. Gordon destacó que, después de haber presentado la actualización de su CDN, Jamaica se encuentra trabajando en una estrategia a largo plazo baja en carbono y resiliente para el 2050.

Watkins luego entabló un diálogo con el Sr. Kirk Humphrey, Ministro de Asuntos Marítimos y Economía Azul de Barbados, quien dijo que la economía azul es uno de los principales motores de lo que son y de lo que harán en el futuro.

Haciendo referencia a la necesidad de herramientas financieras innovadoras, el ministro Humphrey dijo que el gobierno está considerando la introducción de una iniciativa de financiamiento de canje de deuda por naturaleza para capitalizar de mejor manera el espacio marino y construir la industria de energía renovable para financiar la economía azul y verde.

También habló sobre cómo Barbados está modernizando su marco regulatorio para fortalecer sus políticas públicas sobre desarrollo sostenible y resiliencia climática. Actualmente, el gobierno está trabajando con el BID para desarrollar una hoja de ruta estratégica para la economía azul y actualizar su CDN. El Ministro reflexionó sobre cómo Barbados está contemplando la energía renovable basada en los océanos y trabajando hacia la neutralidad de carbono para el 2030.

A lo largo del Caribe, el potencial de la transición hacia energías limpias es impresionante. Las inversiones en eficiencia energética, energía renovable y resiliencia energética podrían generar beneficios económicos netos de US$ 16 mil millones en el Caribe durante los próximos 20 años.

Finalmente, Watkins conversó con Michael Pintard, Ministro de Agricultura y Recursos Marinos de las Bahamas, quien dijo que las Bahamas avanza hacia una vía de desarrollo económico más sostenible. El gobierno planea llevar a cabo una campaña agresiva para crear leyes y políticas para expandir el desarrollo de la economía azul, especialmente la acuicultura. Dado que se han visto particularmente afectados por el COVID-19 debido a la pérdida del turismo, el ministro Pintard hizo énfasis en que capacitar a los trabajadores en la economía azul podría apoyar una recuperación sostenible.

¿Cómo puede el Caribe seguir generando olas de progreso con la economía azul?

Los tremendos impactos de la pandemia en las economías de la región, junto con la vulnerabilidad del Caribe a la crisis climática, están acelerando el interés en la economía azul para apoyar la creación de un futuro más sostenible, resiliente y próspero.

El BID continuará trabajando en estrecha colaboración con sus socios en el Caribe para apoyar estos esfuerzos. Por ejemplo, recientemente aprobó un préstamo de US$ 200 millones a las Bahamas para promover la competitividad, la resiliencia ambiental y la diversificación económica mediante la promoción de la economía azul.

También continuaremos avanzando en nuestra Plataforma de Islas Sostenibles con un enfoque en la economía azul y economía circular para fortalecer la capacidad de transición hacia un futuro bajo en carbono y resiliente al clima. Bajo esta plataforma estamos apoyando una serie de proyectos, incluyendo el programa del Fondo de Carbono Azul del Reino Unido para la restauración del carbono azul en América Latina  el Caribe, por ejemplo el proyecto “Restauración de carbono azul en el sur de Clarendon” en Jamaica.

El siguiente paso en el apoyo del BID a la economía azul es que quienes tienen intereses en las economías insulares se den cuenta de que muchos de sus principales activos naturales no están en la tierra, sino en el extenso océano que los rodea. Y que sus economías, su identidad, su cultura son predominantemente azules, y este “azul” se extiende a áreas que van mucho más allá de los sectores tradicionales de la pesca y el turismo.

El COVID-19 y la crisis climática le dejan al Caribe desafíos importantes, pero también la oportunidad de seguir un nuevo camino. Adoptar la economía azul con un mayor enfoque en la resiliencia, la sostenibilidad y la equidad podría ser la respuesta de la región para la recuperación y su próxima historia de crecimiento.

Vea la grabación del seminario web aquí.

BID
Autor
BID

Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Trabajamos para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe. Ayudamos a mejorar la salud, la educación y la infraestructura a través del apoyo financiero y técnico a los países que trabajan para reducir la pobreza y la desigualdad. Nuestro objetivo es alcanzar el desarrollo de una manera sostenible y respetuosa con el clima. Con una historia que se remonta a 1959, hoy somos la principal fuente de financiamiento para el desarrollo para América Latina y el Caribe.

Empresas destacadas

Productos destacados