Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2022-10-10¿Qué lleva a los ecosistemas a la inestabilidad?

MIT |Con poca información, los investigadores pueden predecir las circunstancias bajo las cuales un ecosistema será estable o inestable.

Tratar de descifrar todos los factores que influyen en el comportamiento de comunidades ecológicas complejas puede ser una tarea abrumadora. Sin embargo, los investigadores del MIT ahora han demostrado que el comportamiento de estos ecosistemas se puede predecir en función de solo dos datos: la cantidad de especies en la comunidad y la fuerza con la que interactúan entre sí.

En estudios de bacterias cultivadas en el laboratorio, los investigadores pudieron definir tres estados de comunidades ecológicas y calcularon las condiciones necesarias para que se muevan de un estado a otro. Estos hallazgos permitieron a los investigadores crear un "diagrama de fase" para los ecosistemas, similar a los diagramas que usan los físicos para describir las condiciones que controlan la transición del agua de sólido a líquido a gas.

“Lo asombroso y maravilloso de un diagrama de fase es que resume una gran cantidad de información en una forma muy simple”, dice Jeff Gore, profesor de física en el MIT. “Podemos trazar un límite que predice la pérdida de estabilidad y la aparición de fluctuaciones de una población”.

Gore es el autor principal del estudio , que aparece hoy en Science. Jiliang Hu, estudiante de posgrado del MIT, es el autor principal del artículo. Otros autores incluyen a Daniel Amor, ex postdoctorado del MIT; Matthieu Barbier, investigador del Instituto de Sanidad Vegetal de la Universidad de Montpellier, Francia; y Guy Bunin, profesor de física en el Instituto de Tecnología de Israel.

Dinámica poblacional

La dinámica de los ecosistemas naturales es difícil de estudiar porque, si bien los científicos pueden hacer observaciones sobre cómo las especies interactúan entre sí, por lo general no pueden realizar experimentos controlados en la naturaleza. El laboratorio de Gore se especializa en el uso de microbios como bacterias y levaduras para analizar las interacciones entre especies de forma controlada, con la esperanza de aprender más sobre cómo se comportan los ecosistemas naturales.

En los últimos años, su laboratorio ha demostrado cómo el comportamiento competitivo y cooperativo afecta a las poblaciones y ha identificado señales de advertencia tempranas de colapso de la población. Durante ese tiempo, su laboratorio se ha desarrollado gradualmente desde el estudio de una o dos especies a la vez hasta ecosistemas de mayor escala.

Mientras trabajaban para estudiar comunidades más grandes, Gore se interesó en tratar de probar algunas de las predicciones que los físicos teóricos habían hecho con respecto a la dinámica de ecosistemas grandes y complejos. Una de esas predicciones fue que los ecosistemas se mueven a través de fases de estabilidad variable según el número de especies en la comunidad y el grado de interacción entre las especies. Bajo este marco, el tipo de interacción (depredadora, competitiva o cooperativa) no importa. Solo importa la fuerza de la interacción.

Para probar esa predicción, los investigadores crearon comunidades que van de dos a 48 especies de bacterias. Para cada comunidad, los investigadores controlaron el número de especies formando diferentes comunidades sintéticas con diferentes conjuntos de especies. También pudieron fortalecer las interacciones entre especies al aumentar la cantidad de alimentos disponibles, lo que hace que las poblaciones crezcan más y también puede provocar cambios ambientales, como una mayor acidificación.

“Para poder ver las transiciones de fase en el laboratorio, realmente es necesario tener comunidades experimentales donde usted mismo pueda girar las perillas y hacer mediciones cuantitativas de lo que está sucediendo”, dice Gore.

Los resultados de estas manipulaciones experimentales confirmaron que las teorías habían predicho correctamente lo que sucedería. Inicialmente, cada comunidad existía en una fase denominada “existencia plena estable”, en la que todas las especies coexisten sin interferir entre sí.

A medida que aumentaba el número de especies o las interacciones entre ellas, las comunidades entraban en una segunda fase, conocida como “coexistencia parcial estable”. En esta fase, las poblaciones se mantienen estables, pero algunas especies se extinguieron. La comunidad en general permaneció en un estado estable, lo que significa que la población vuelve a un estado de equilibrio después de que algunas especies se extinguen.

Finalmente, a medida que aumentaba aún más el número de especies o la fuerza de las interacciones, las comunidades entraban en una tercera fase, que presentaba fluctuaciones más dramáticas en la población. Los ecosistemas se volvieron inestables, lo que significa que las poblaciones fluctúan persistentemente con el tiempo. Si bien ocurrieron algunas extinciones, estos ecosistemas tendieron a tener una fracción general más grande de especies sobrevivientes.

Predicción del comportamiento

Usando estos datos, los investigadores pudieron dibujar un diagrama de fase que describe cómo cambian los ecosistemas en función de solo dos factores: el número de especies y la fuerza de las interacciones entre ellas. Esto es análogo a cómo los físicos pueden describir los cambios en el comportamiento del agua en función de solo dos condiciones: temperatura y presión. No se necesita un conocimiento detallado de la velocidad y posición exactas de cada molécula de agua.

“Si bien no podemos acceder a todos los mecanismos y parámetros biológicos en un ecosistema complejo, demostramos que su diversidad y dinámica pueden ser fenómenos emergentes que se pueden predecir a partir de unas pocas propiedades agregadas de la comunidad ecológica: tamaño del grupo de especies y estadísticas de interacciones entre especies” dice Hu.

La creación de este tipo de diagrama de fase podría ayudar a los ecologistas a hacer predicciones sobre lo que podría estar sucediendo en ecosistemas naturales como los bosques, incluso con muy poca información, porque todo lo que necesitan saber es la cantidad de especies y cuánto interactúan.

“Podemos hacer predicciones o afirmaciones sobre lo que hará la comunidad, incluso en ausencia de un conocimiento detallado de lo que está pasando”, dice Gore. “Ni siquiera sabemos qué especies están ayudando o lastimando a qué otras especies. Estas predicciones se basan únicamente en la distribución estadística de las interacciones dentro de esta comunidad compleja”.

Los investigadores ahora están estudiando cómo el flujo de nuevas especies entre poblaciones aisladas (similares a los ecosistemas insulares) afecta la dinámica de esas poblaciones. Esto podría ayudar a arrojar luz sobre cómo las islas pueden mantener la diversidad de especies incluso cuando ocurren extinciones.

La investigación fue financiada, en parte, por la Fundación Alfred P. Sloan, el Premio Schmidt Polymath y la Fundación de Ciencias de Israel.

MIT
Autor
MIT

Promover la investigación, las innovaciones, la enseñanza y los eventos y las personas de interés periodístico del MIT a la comunidad del campus, los medios de comunicación y el público en general, Comunicar anuncios del Instituto, Publicar noticias de la comunidad para profesores, estudiantes, personal y ex alumnos del MIT. Proporcionar servicios de medios a los miembros de la comunidad, incluido el asesoramiento sobre cómo trabajar con periodistas, Responder a consultas de los medios y solicitudes de entrevistas...


2022-12-01
El CSIC presenta el primer mapa global de las interacciones de reclutamiento entre plantas

El Centro de Investigaciones Sobre Desertificación (CIDE-CSIC-UV-GVA) coordina este proyecto en el que están implicadas 23 instituciones científicas de los cinco continentes.

2022-11-23
Investigadores del CSIC estudian cómo mejorar la previsión de fenómenos meteorológicos extremos

Un proyecto liderado por el CSIC ha recibido una ayuda Starting Grant del Consejo Europeo de Investigación para analizar las variaciones en la composición estratosférica.

2022-11-23
Investigadores de la UNLP estudian la forma de disminuir el impacto de la producción forestal sobre la diversidad de especies en Misiones

Las plantaciones forestales en Misiones constituyen sin dudas un motor de la economía y una importante fuente de empleo en la provincia. Conscientes de la importancia de este sector productivo, un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata analiza las consecuencias que tienen las plantaciones de pino y araucaria en el medioambiente. Del estudio se desprende que en las plantaciones forestales, se establecen espontáneamente muchas de las especies de árboles propias de los bosques nativos misioneros; además de otras especies vegetales, aumentando la diversidad local.

2022-11-23
La contaminación destruye las defensas inmunitarias de los pulmones con el tiempo

La función inmune pulmonar deteriorada se une a la lista de problemas de salud relacionados con la contaminación.

2022-11-08
Bosques de alta integridad protegen contra la extinción a las especies que los habitan

Un nuevo estudio, en el que se utilizaron tecnologías de teledetección, estableció que el venado de cola blanca, el tapir, el jaguar y el oso hormiguero, entre otras especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios de las selvas tropicales de todo el mundo, tienen menos probabilidades de verse amenazadas o de disminuir sus poblaciones si sus áreas de distribución contienen grandes cantidades de “bosques de alta integridad”.

2022-11-05
Aviturismo contribuiría al desarrollo sostenible del Amazonas

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Amazonia, junto con las fundaciones Grupo Proa y Stichting Mandioca, implementa una estrategia para fortalecer capacidades técnicas en observación de aves y aviturismo responsable en bosques amazónicos, la cual integra y valora el conocimiento tradicional ecológico de los pueblos de este territorio.