Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2020-10-20Apoyando a los docentes: ¡Ahora más que nunca!

BID |¡Necesitamos apoyar a nuestros docentes, ahora más que nunca! El inicio de la pandemia por el COVID-19 y el cierre de la mayoría de las escuelas en América latina y el Caribe, hicieron que, de un momento a otros, los docentes tuvieran que adaptar los contenidos educativos y sus métodos de instrucción y pasar a una modo de enseñanza remota para la cual no estaban preparados.

Los Ministerios de Educación de la región han hecho grandes esfuerzos para diseñar y habilitar diversos contenidos educativos para mantener la enseñanza a distancia, e implementaron diferentes formas para comunicarse y apoyar a los docentes durante los cierres de las escuelas. Sin embargo, al entrar en una nueva etapa en donde algunas escuelas empiezan a reabrir, ya sea ofreciendo un modelo de educación hibrida o clases 100% presenciales, se hace indispensable que los sistemas educativos le den el mayor apoyo posible a los docentes para que desarrollen practicas pedagógicas adecuadas para cada modalidad  (presencial, virtual, o hibrida) y efectivas para desarrollar los aprendizajes y las habilidades socioemocionales y académicas de todos sus estudiantes.

Es el estudio Profesores a Prueba analizamos uno de los instrumentos fundamentales para apoyar el desarrollo profesional de los maestros y por lo tanto, para mejorar la efectividad de la enseñanza: la evaluación docente. Si bien este tema podría parecer relativamente menos importante o de menos prioridad en estos tiempos de pandemia, un sistema de evaluación que produce información valida y confiable y en el que se usen adecuadamente los resultados, puede ayudar a los maestros a desarrollar las habilidades que estos necesitan en estos momentos y mejorar la calidad docente.  

Precisamente, encontramos que una de las 5 claves para tener una evaluación docente exitosa consiste en usar efectivamente los resultados de la evaluación para mejorar la enseñanza y la composición del cuerpo docente. Los resultados que surjan de las evaluaciones pueden ser utilizados en la toma de decisiones laborales y de formación continua de los maestros. En los sistemas educativos de la región con evaluaciones periódicas obligatorias anuales, las consecuencias más comunes están relacionadas a decisiones laborales, en particular a los ascensos y la permanencia.

Por otro lado, los sistemas educativos con evaluaciones que tienen periodicidad entre 3 a 5 años atan los resultados de las evaluaciones obligatorias periódicas a decisiones de permanencia, ascensos, y a programas de formación.

Para que las evaluaciones tengan impacto en la efectividad de los docentes, es indispensable que los programas de capacitación cubran las necesidades de formación identificadas a través de los resultados de la evaluación y que efectivamente se implementen sus consecuencias laborales.


Además de usar los resultados de la evaluación docente para apoyar las necesidades de formación de los docentes y mejorar la enseñanza, las otras 4 claves para una evaluación docente  exitosa que identificamos en el estudio son:

  1. Establecer estándares de desempeño docente que definen lo que un docente debe saber y debe saber hacer. El diseño y la implementación de las evaluaciones requiere claridad con respecto a lo que se espera de un docente de excelencia, y que quede definido lo que el docente debe saber y debe saber hacer. Por ello, es preciso contar con estándares de desempeño docente que determinen de manera detallada las habilidades que un docente de excelencia debe tener.
  2. Definir de manera clara cuáles son los objetivos que se quieren alcanzar con la evaluación.  Los estatutos docentes suelen definir qué evaluaciones se van a llevar a cabo y cuáles son sus objetivos: mientras que algunas se hacen con el objetivo de otorgar ascensos o determinar la permanencia en la carrera, otras se hacen con un objetivo diagnóstico u orientadas a proveer retroalimentación y formación. Muchos países tienen dificultades para implementar todos los tipos de pruebas y alcanzar sus objetivos.
  3. Desarrollar e implementar múltiples instrumentos de evaluación que permitan producir resultados confiables y válidos sobre la efectividad docente. Para lograr resultados confiables y válidos, la elección de los instrumentos debe revelar información valiosa respecto a las prácticas docentes. Dado que no hay un único instrumento que refleje la efectividad de todas las dimensiones de la labor del docente, las evaluaciones deben realizarse usando múltiples instrumentos.
  4. Evaluar permanentemente los instrumentos y procesos para mejorar la medición y hacer mejor uso de los resultados. La investigación permite asegurar la pertinencia en la elección de los instrumentos, que las evaluaciones provean información válida y confiable, y que se trate de un sistema a favor de la mejora de la calidad educativa. Aunque los aprendizajes con respecto a los instrumentos son valiosos, estos provienen en su mayoría de sistemas fuera de la región, por lo que el uso y la adaptabilidad al contexto regional es una tarea pendiente aún.

Conoce más detalles sobre cómo podemos apoyar a nuestros docentes a mejorar la enseñanza en nuestra publicación Profesores a Prueba: Claves para una evaluación docente exitosa.

¿Qué se esta haciendo en tu país para darle apoyo a los docentes para desarrollar las habilidades que necesitan en estos momentos? Compártenos tu opinión en la sección de comentarios o en Twitter mencionándonos con @BIDEducacion #EnfoqueEducacion.

BID
Autor
BID

Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Trabajamos para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe. Ayudamos a mejorar la salud, la educación y la infraestructura a través del apoyo financiero y técnico a los países que trabajan para reducir la pobreza y la desigualdad. Nuestro objetivo es alcanzar el desarrollo de una manera sostenible y respetuosa con el clima. Con una historia que se remonta a 1959, hoy somos la principal fuente de financiamiento para el desarrollo para América Latina y el Caribe.

Empresas destacadas

Productos destacados