Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2021-01-29China lidera el resurgimiento de Asia

Agencia de Noticias UN |En medio de la pandemia por COVID-19 –que aún afecta a gran parte del mundo– China logró consolidarse como líder mundial, pues según las estadísticas oficiales su economía creció un 2,3 %. Pero esto no ha sido solo por el crecimiento de las exportaciones y la inversión en activos, sino también por la forma en que enfrentó esta emergencia mundial.

China ha sido la economía que mejor ha controlado la pandemia, y esto se debe a sus buenas decisiones; cerrar totalmente durante dos meses permitió que las actividades económicas, y especialmente el sector productivo, empezara a funcionar desde mayo de 2020.

Parte de su reactivación económica se debe a que entre julio y agosto la adopción del trabajo en casa en todo el mundo impulsó la demanda por computadores, equipos de oficinas y equipos médicos, situación que representó una oportunidad para China, pues estaba preparada para suplir esta demanda.

Pese a que el consumo interno no creció, la demanda externa era tan alta que le permitió amortiguar las caídas de los meses que cerraron; y aunque se esperaba que las exportaciones y la inversión extranjera cayeran, esto no afectó a China. En medio de la pandemia y la guerra comercial entre los países, la inversión extranjera fue de 144.000 millones de dólares, es decir 4,5 % más que el año anterior.

Solo China produce más de la tercera parte de los vehículos en el mundo. Según la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA), en 2019 produjo 21.360.193.

Cierres y medidas

Mientras que China solo cerró dos meses –incluyendo el epicentro de la pandemia, Wuhan– los países latinoamericanos lo hicieron entre tres y seis meses, tiempo en el cual el daño para sus economías fue irreparable. A medida que se han reabierto se han presentado olas o picos de contagio en plena reactivación, lo cual ha obligado a implementar medidas como restringir con toques de queda el consumo y funcionamiento de actividades comerciales de entretenimiento como los bares, restaurantes y cines.

El problema es que lamentablemente en Latinoamérica no se ha logrado controlar la pandemia, y mientras esto no pase no se va a reactivar la economía. Generalmente los empresarios buscan oportunidades para invertir, pero ahora nadie lo hace porque no se sabe si habrá una nueva cuarentena total, y por ende si se cerrará la economía.

En Brasil y México, los únicos países donde no se dio el cierre total, la economía no caerá tanto, pero a precios diferentes, es decir con la pandemia latente.

Mientras no se controle la pandemia no habrá reactivación, como sí lo ha hecho China, país que logró sacar en positivo un año en el cual la mayoría de países del mundo tuvieron pérdidas.

Inyecciones de efectivo y experiencia

China ya tiene experiencia sobre cómo actuar frente a años difíciles: en 2008 hubo una crisis financiera global que afectó la economía de todo el mundo e hizo que todos los países decrecieran. En su momento, el Banco Central de China puso a disposición un paquete financiero de 500.000 millones de dólares, más de 2 veces el PIB de Perú de ese tiempo. Sin embargo, más que el desembolso, es la ejecución final.

A diferencia de algunos países latinoamericanos donde se dictan medidas para aumentar la inversión pero no se llevan a cabo, en China esto se hace inmediatamente. En este caso extraordinario de la pandemia, el Gobierno ha ayudado de dos formas: dando préstamos a las empresas para que no quiebren y apostándole a la construcción con gasto fiscal. Ejemplo de ello es que construyen un hospital o hacen una carretera, mientras que en nuestros países se demoran porque dependen de las licitaciones.

Gracias a las medidas tomadas por el Gobierno, la reactivación económica de ese país fue posible. Crédito: Silentpilot.Gracias a las medidas tomadas por el Gobierno, la reactivación económica de ese país fue posible. Crédito: Silentpilot.


En marzo de 2019 el periódico británico Financial Time advirtió que 2020 sería el año en que efectivamente –debido a la capacidad de compra– el peso de las economías de Asia iba a ser mayor que en Occidente. Esto fue un año antes de que ocurriera la pandemia. Lo que se vio fue que no solo China creció, sino también Vietnam y Taiwán; otros en cambio no han caído en la misma proporción que el resto del mundo.

Según estadísticas del Banco Mundial1, en 2020, mientras el mundo tuvo un crecimiento negativo de -4,3 %, el Asia Pacífico creció un 0,9 %. En tanto que en 2021, la región del Asia Pacífico crecería un 7,4 %, más que cualquier otra región en el mundo.

El camino del yuan como divisa

Una de las debilidades de China es que su moneda no funciona como divisa internacional. A pesar de ser la segunda economía más grande del mundo, el segundo inversor, el país que más presta dinero, su moneda no tiene el peso que tiene el dólar.

La razón principal es que este no es libremente convertible, mientras el dólar se puede sacar de Estados Unidos y transar en cualquier lugar del mundo, el yuan es controlado por el Gobierno chino y no se puede usar para comprar ni invertir, pues los extranjeros no pueden comprar más de lo admitido por el Gobierno que, siendo consciente de esta debilidad, le ha apostado al dinero digital o electrónico (no bitcoin). Algo positivo es que China usa el yuan con sus socios comerciales más cercanos, como sucede con Rusia.

El resurgimiento

Según un artículo publicado por el Centro de Estudios Asiático (CEAS), durante las últimas cuatro décadas los países asiáticos han crecido más que cualquier otra región del mundo. Dicho crecimiento se debe, entre otros factores, a:

  • que sus Gobiernos son relativamente eficientes, con meritocracias establecidas y menor nivel de corrupción;
  • que son países que han apostado a la educación de calidad, y esta se orienta a las ciencias básicas con el objetivo de transformar materias primas que importan o producen;
  • que el desarrollo de su infraestructura permite el movimiento de bienes de forma rápida y a menor costo, y,
  • que se confía en las bondades de la globalización, del comercio y las inversiones, por lo cual no dependen tanto del resto del mundo.

Unimedios | Agencia de Noticias UN
Autor
Unimedios | Agencia de Noticias UN

La Unidad de Medios de Comunicación – Unimedios, es la unidad de producción y difusión de la información científica, cultural, investigativa, académica, artística y tecnológica generada por la Universidad Nacional de Colombia y dirigida a la comunidad universitaria y a la sociedad en general. Es una dependencia de nivel nacional, adscrita a la Rectoría que articula los medios de comunicación existentes dentro de la Unidad para velar por el buen nombre e imagen de la Institución, promover y agenciar sus logros e integrarla en su diversidad y con la sociedad a través de sus medios, servicios y productos.

Empresas destacadas

Productos destacados