Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2020-09-15Desarrollo de habilidades blandas en las aulas

Revista Virtual Pro |Para desarrollar la propuesta de innovación, se han tomado algunos elementos obtenidos de la revisión teórica realizada por algunos académicos, sobre la base de una investigación descriptiva, pero que se articula con el libro presentado por la sociedad bíblica católica internacional, (Sociedad Bíblica Católica Internacional, 1972).

 Las habilidades blandas son esas dimensiones que permiten que las personas puedan interactuar dentro de un marco de respeto por la interculturalidad, raza, idioma, a través de un dialogo abierto, apropiados y efectivos con personas del mundo, (SITE, 2020), (Sistema Nacional de acreditacion, 2013). Algunas de las habilidades son: actitud, escucha activa, trabajo en equipo, dominio de sí mismo, entre otras, Son tan importantes estas habilidades que en el Asia su peso a la hora de contratar una persona representa el 90% de los requisitos para su contratación, (Majid. Eapen,, Ei.& Oo, 2019). De esta forma, el presente documento pretende responder la siguiente inquietud: ¿En el texto bíblico hay referencia sobre estas habilidades blandas que le puedan aportar a la formación de los egresados y futuros profesionales?

De esta manera, el documento inicia estableciendo los principales aspectos contemplados por los académicos sobre el tema de las competencias blandas, (Majid et al., 2019), (SITE, 2020), (Sistema Nacional de acreditacion, 2013), (Cagiano, V. Rodomero, T, Poza-Luja, J, 2020), para posteriormente articular las mismas con lo que establece el libro sagrado. Se ha determinado que las competencias blandas son un tema muy familiar, que exige un reto para los profesionales, pero entrega frutos al final. 

La falta de alineación de los trabajadores, las personas hacia un orden superior, como se declara en el documento bíblico , basado en la cristiandad, dejan como causa raíz, la carencia de las habilidades blandas en ellas, olvidando que la relación entre personas se deben dar dentro de un marco de mutuo respeto por los demás, con el propósito de propiciar ambientes colaborativos para poder vivir en un mundo viable, sostenible, en armonía, no solamente entre los hombres sino con la naturaleza, los animales y su entorno. Ese olvido ha llevado a la humanidad a dejar a un lado esa propuesta de vivir de manera fraterna con el entorno y lo que en él está contenido como lo propone el documento bíblico. Vale la pena resaltar, que el texto bíblico no cambia en su contenido, es el mismo desde el año uno hasta el presente, y su propuesta no es algo nuevo, controvertible, refutable, que requiera demostración científica, difícil de entender o admita hacer actualizaciones académicas para comprender la necesidad de vivir armoniosamente unos con otros. 

Así, desde la segunda guerra mundial, la humanidad se ha propuesto encontrar dentro de la academia, un camino de regreso a esa alineación, pero usando medios cuya fuente de inspiración son los mismos hombres, que han desvirtuado el objetivo de vivir en armonía, dando cabida a favorecer sus propios intereses, conduciendo a vivir una realidad: irreconocible, tediosa, distante de ese mundo sostenible y en armonía entre todos. Esto ha llevado a docentes, empresarios a considerar otras alternativas para enderezar ese camino y lo han planteado desde la búsqueda del reencuentro a través de cursar estudios superiores para adecuarlos a esa realidad ideal y llevarlos hacia las organizacionales, e incluso incorporar a otras ciencias como la ontología del lenguaje, programación neurolingüística, neurociencias para entender el tema (Villag, 2019).

Como resultado de la carencia de las habilidades blandas, la falta de comprensión desde los docentes hacia los estudiantes y desde los estudiantes hacia sus demás compañeros. Se manifiesta a través de la falta de comprensión, ponerse en los zapatos del otro, para entender que eventualmente, puede surgir bajo estado de ánimo de algún compañero con quien se está realizando un trabajo en equipo, y si no se tiene adicionalmente un espíritu colaborativo, para afrontar los deberes académicos, se podrían tener resultados desfavorables en la calificación de todos los implicados del equipo. Esta reflexión se hace ya que, tanto en la Universidad como en la actividad laboral, el trabajo en equipo es un factor fundamental, por lo tanto, la implementación desde las aulas de esta y las otras habilidades blandas mencionadas se han convertido en un requerimiento ineludible para procurar tanto el éxito académico como profesional del futuro trabajador, (Cagiano, et al, 2020).

Materiales y métodos

La realización del presente documento tiene como soporte el escrito presentado por los investigadores: Shaheen Majid, profesor asociado de la Universidad Nanyang Technological of Singapore, y la doctora Mary Chithra Eapenla de la misma universidad (Majid et al., 2019), de donde se extrae información relacionada con las competencias blandas en Asia. 

Igualmente, fue útil el más reciente documento publicado en la revista Virtual Pro por los profesores Jairo Delgado y Mireya Pamplona, docentes de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia y egresados de la misma universidad (Delgado, Pamplona & Parra, 2020), desde donde se obtuvieron los principales resultados que han llevado a los estudiantes a mejorar sus calificaciones en la Universidad, producto de la aplicación de las habilidades blandas aquí mencionadas. 

Así mismo, el trabajo realizado por la Doctora María Edith Gómez Gamero (Gómez-Gamero,2019), fue favorable para la recolección de información estadística relacionada con la actividad académica o económica de los jóvenes. Finalmente, se recurre al documento presentado por la Sociedad Bíblica Católica Internacional (1972), de donde se muestra que las habilidades blandas han estado siempre vigentes y del documento se extracto un ejemplo de ello, y que su reincorporación es necesaria para cualquier ámbito académico o económico de la sociedad, ya que como se mencionó anteriormente, el paso del tiempo ha hecho olvidar esos principios de convivencia humana, siendo desplazados por principios particulares y encapsulados dentro de intereses particulares que a través del tiempo hicieron olvidar la razón que implica la verdadera convivencia de la humanidad como se propone en el documento bíblico, hasta el punto que se olvidó la propuesta y ahora se convierte en algo novedoso, innovador volver a rescatarlo. 

Las habilidades blandas, desde la academia

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para contratar un aspirante a un cargo se han priorizado las siguientes habilidades: socioemocionales (51%), cognitivas avanzadas (29%), técnicas (16%) y, por último, las habilidades cognitivas, (4%) (Gómez-Gamero, 2019). Por otro lado, en Asia se ha determinado que las habilidades blandas representan el 85% y las demás habilidades suman el 15%, (Majid et al., 2019). El propósito de este ejercicio es procurar mejorar la empleabilidad de los egresados, futuros egresados, empresarios, volviendo a tomar la fuente de inspiración de esas habilidades blandas, pues se dice que en América Latina 2 de cada 5 jóvenes, no trabajan o estudian, (Gómez-Gamero, 2019). Igualmente, por la carencia de estas habilidades blandas enmarcadas en el perfil de un líder, un emprender han hecho fracasar más del 95% de las pymes y mipymes en un estudio de mas de 69 países, incluido Colombia, (Delgado et al., 2020).

Dentro de las habilidades blandas relativas a las emociones y que son demandadas a nivel organizacional tanto en América Latina como en Asia, se encuentra el trabajo en equipo, capacidad para resolver problemas, escucha a activa, autoconfianza, motivación, reflexión; crítica y lo ético, y toma de decisiones (Afanador, 2020; Cáceres et al., 2019; Potes, 2019; Majid, et al., 2019). El desarrollo de esas habilidades descritas anteriormente, tienen como base el desarrollo de la buena actitud de las personas ante la reglamentación, legislación, instrucciones dadas. Igualmente, fortalecer las aptitudes, que involucran dar lo mejor en el trabajo de lo que cada persona ha adquirido como experiencia: laboral, académica, la misma enseñanza otorgada el quehacer cotidiano, no solamente a nivel personal sino compartiendo esas vivencias con los demás y de manera colaborativa.

En general, la documentación encontrada en la revisión descriptiva hecha resalta la necesidad de que estas habilidades sean consideradas desde la academia, ya que el temor de los estudiantes para asumir las mismas radica en la falta de confianza (35,4%), timidez (34,8%), nerviosismo (29.7%) (Majid, et al., 2019). Pero definitivamente hay que asumir esos retos, ya que estas habilidades son las que hacen la diferencia para la obtención de buenos resultados (Cáceres. Peña. y Ramos, 2019: Majid, et a., 2019).

Las habilidades blandas según la Sociedad Bíblica Católica Internacional (1972)

Como se planteó en la parte introductoria de este documento, no se pretende sesgar la propuesta de implementación de las habilidades bandas a un sector económico, a la optimización de procesos, a la organización de bienes y servicios ni a un programa académico en particular, pues esta diferenciación ha dificultado la implementación que está requiriendo el mercado para algunos empresarios y la empleabilidad de los profesionales y futuros profesionales. Lo que se pretende mostrar es que en el documento bíblico no se hace discriminación alguna a las diferentes profesiones, actividades económicas, ya que la relación entre seres humanos no requiere más allá del respeto, comprensión, buen trato entre unos y otros. Por eso las habilidades blandas son únicas, universales y se pueden poner sobre cualquier entorno: académico, empresarial, del vivir cotidiano. 

La presencia de obstáculos en definir y aplicar las habilidades blandas han hecho que estas se encuentren ausentes en el 90% de los candidatos que se presentan para una vacante laboral, en el sector de las mipymes de Chile, pues se asegura que esas empresas consultadas fueron fundadas por técnicos, quienes muestran adecuadas habilidades para resolver problemas, pero grandes falencias al tratar de negociar, interactuar con otros empleados, proveedores, clientes o inversores (Gómez-Gamero, 2019). 

Sobre esta base, la incorporación de esas habilidades blandas dependerá de los profesores quienes deben intentar más allá de grabar en la mente, incorporar esas habilidades en los estudiantes para que esto sea reflejado en la sociedad dando como consecuencia organizaciones con personas: competitivas, flexibles, generadoras de un buen ambiente laboral. 

Aunque anteriormente las organizaciones estaban en capacidad de fortalecer las habilidades blandas de los profesionales contratados por medio de capacitaciones, en la actualidad el panorama de sobreoferta de profesionales ha llevado a que las organizaciones exijan las habilidades blandas como un requisito de selección. De esta manera, la competitividad de un profesional está reflejada en la incorporación de estas habilidades dentro del currículo (Majid et al., 2019) 

Sobre esta base, la incorporación de esas habilidades blandas dependerá de los profesores quienes deben intentar más allá de grabar en la mente, incorporar esas habilidades en los estudiantes para que esto sea reflejado en la sociedad dando como consecuencia organizaciones con personas: competitivas, flexibles, generadoras de un buen ambiente laboral. En el texto bíblico, (Jos 1:8; Dt 17:19), se muestra como a través de la incorporación en la mente (en donde se encuentra la conciencia) y puesta en práctica de lo que está escrito en ese documento se consiguieron frutos en cada campaña que emprendían. Esto es, trabajo en equipo, para conseguir que más cuatrocientas mil personas salieran de la esclavitud a la cual estaban sometidas en Egipto. Para este evento fue importante: alineación y escucha a los jefes al mando, adopción del cambio por parte de cada uno de los judíos salientes de Egipto. Así en el Éxodo, capítulos. 7 a 11, se muestra como la actitud, identificada como la habilidad blanda de comprensión (ponerse en los zapatos del otro), hacia un cambio positivo es premiada con mejores cosas: alimentación, un lugar donde establecerse, pero sobretodo, llegar a un mundo mejor. Estas dos habilidades blandas: alineación y cambio de actitud, fueron básicas para conseguir superar los obstáculos presentados y conseguir la liberación de Egipto. Del mismo modo, en el documento de 1 Reyes 3(11-12), a Salomón le es otorgado el derecho a gobernar Jerusalén, siendo su gobierno reconocido como el gobierno de mayor prosperidad para los judíos pues lo que pidió y le fue otorgado fueron habilidades para gobernar con sabiduría y sobretodo mucha actitud hacia la aplicación justa de las leyes. Aquí se identifican las habilidades blandas que caracterizaron a Salomón; sabiduría (Dominio de sí mismo), actitud (comprensión o ponerse en los zapatos del otro). Estas relaciones de equivalencia en las habilidades descritas aparecen en el cuadro 1 del documento de: (Delgado, et al, 2020b).

Salomón hace manifiestas estas dos habilidades y las transfiere al pueblo judío a través del cuidado que ejerce sobre ellos, como gobernante que es, y aprovecha esas habilidades que adquirió el pueblo judío durante su salida a Egipto; trabajo en equipo y obediencia al ser superior, para motivarlos a creer en ellos, darles confianza para construir la ciudad y establecerse en una región previamente conquistada. Ese cambio de actitud del pueblo fue el éxito de Salomón para mantenerse como su gobernante por cerca de 40 años. Como se narra en el libro de Deuteronomio, (30: todo), la renovación en la forma de pensar y actuar del pueblo e inspirada por Salomón como gobernante los llevo a convertirse en el pueblo más próspero recordado en la historia. El mensaje es: buen trato, respeto por el otro, promulgar trabajo en equipo, ponerse en los zapatos del otro, tener dominio de sí mismo, generar confianza en los subalternos y atender la orientación del jefe inmediato, sea este: tutor, mentor, profesor, ya que su experiencia, como cualidad principal, van a ayudar a formar esos futuros profesionales, futuros empresarios, empresarios en ejercicio, carentes de esas habilidades blandas para que se hagan manifiestas en la forma como conducen ye igualmente forman sus equipos de trabajo, Como se dijo en la introducción, este es el comportamiento esperado de un jefe, cuida su equipo de trabajo, como se narra, el texto de 1 Samuel 17(15,y 16:11). Este tipo de comportamiento de un líder es el que caracteriza a un jefe de hogar, de ahí que en la parte introductoria de este documento se haya dicho que las habilidades blandas tenían un sentido de recordación a lo que constituye un grupo familiar.

De esta manera, las habilidades blandas y sobre la base de que ellas han sido olvidadas, como consecuencia de la rutina diaria, envidias, peleas, se ha hecho necesario volver a aprenderlas o recordarlas, recurriendo a un curso, congreso. Pero volver a recordar esos principios del trato hacia el otro, a través de estos medios, podrán influir en el comportamiento del aprendiz, siempre y cuando el estudiante tenga el compromiso de incorporarlos en su ser, si no, de nada servirá realizar alguno de estos proyectos académicos mencionados. Ahí está el éxito del instructor que imparta esos planes académicos.

Aplicación de las habilidades blandas en el aula 

El ejercicio práctico realizado para validar la aplicación de estas habilidades blandas, inicia con la forma como el docente entiende la necesidad de atender a las habilidades relacionadas con: dominio de sí mismo, ponerse en los zapatos del otro y transmitir hacia los estudiantes: autoconfianza para realizar los trabajo encomendados, haciendo entender en cada uno de ellos que el profesor es un guía, un apoyo, el tutor que los conduciría a mejorar sus resultados académicos, Este ejercicio de acoger las habilidades blandas, por parte del docente y transmitir a los estudiantes La adopción e incorporación de las habilidades blandas por parte de los futuros profesionales van a ayudar a responder las necesidades manifiestas de los empresarios, en torno a la formación en estas habilidades de los estudiantes desde la academia, de donde se podrán tener mejores oportunidades de empleabilidad. 

Con este preámbulo, el docente identifico que un grupo de 215 estudiantes, (Delgado, et al, 2020a), manifestaron sentir falta de confianza y timidez a la hora de desarrollar las habilidades blandas, dentro de su grupo de trabajo, llevando al docente a iniciar un proceso autoconfianza en el estudiante, a través de la aplicación de una serie de lecturas en torno a una serie ejercicios lúdicos, cuyo fin es aprender de forma divertida y espontánea, pero sobre la base del desarrollo académico de las asignaturas cursadas en el semestre académico. El propósito es permitir su participación activa, de la mano del profesor, para hacer ejercicios de lectura y reflexión crítica, permitiendo la participación individual y posteriormente grupal de los estudiantes para construir conocimiento. De esta manera se dio manejo al nerviosismo (expresado como timidez por el estudiante). 

Con el ejercicio realizado lo largo de todo el semestre académico e implementando mejoras a desde el segundo semestre del año 2018 y hasta el segundo semestre del 2019 de evaluación, se logró que el número de estudiantes obtuvieron mejoras en sus calificaciones pasaran del 3.8% (el promedio de calificación era de 2,9) al 39.8% (con promedio de calificación de 3,8), (Delgado, et al, 2020a). De manera paralela, el ambiente académico mejoro positivamente y favoreció el logro de estos resultados y su marco fue la creación de un ambiente de confianza y de diversión a través del desarrollo de los ejercicios mencionados. Esto no solamente logró vencer la falta de autoconfianza y timidez, sino que favoreció la motivación, que condujo finalmente al empoderamiento, y de ahí resultados muy favorables. 

Los empresarios, emprendedores y profesionales de alta y media gerencia, deben asumir este reto si pretenden lograr competitividad en el mercado. Esto debe hacerse sin tregua, no es un plan con una fecha final determinada, es permanente, dinámico y flexible. Sin duda, el esfuerzo inicial es bastante exigente, pero con la creación e identificación de líderes dentro de los equipos de trabajo, el quehacer corporativo podrá centrarse en la innovación. De esta manera se verá favorecida la mejora de competencias demandadas, la creación de una cultura de autoformación y empleabilidad. Así mismo, se atiende igualmente el clamor de los empresarios de que estas competencias sean acompañadas e implementadas en la academia. Dicho sea de paso, que las universidades que atiendan estas necesidades de los empresarios se convertirán en centros de formación preferentes para los encargados de los procesos de selección.

Resultados y discusión

Con base en los resultados obtenidos para el despliegue de las habilidades blandas en los estudiantes de pregrado entre los años 2018 y 2019, y partir de las cuales mejoraron sus resultados académicos, plasmados en la alineación a las normas para desarrollar, ensayos, síntesis, mapas conceptuales, acogerse a las recomendaciones establecidas en el reglamento estudiantil para la entrega de trabajos, talleres, el trabajo colaborativo en el aula, favorecieron crear un ambiente de aula de confianza, apoyo en la realización de los trabajos para conseguir reflexión crítica, con seguimiento a talleres y trabajos, pero sobre todo con comunicación efectiva enmarcada en recibir retroalimentación cerrando el círculo de conocimiento, es decir preguntando al estudiante la repetición de la instrucción dada, para establecer su identificación con lo planteado por el docente permitieron obtener esos buenos resultados, mencionados anteriormente y que consistieron en mejorar desde el 3.8% al 39.8%, de sus resultaos académicos, (Delgado,et al, 2020a) 

Para el 2020, esta metodología se implementó ajustando la misma al desarrollo de otras competencias, resultados que serán objeto de una futura presentación. 

Conclusiones

El desarrollo del presente trabajo permite evidenciar que la implementación de una metodología basada en apoyar a la persona, generar autoconfianza, proporcionar guía en ella con herramientas muy ligadas al apoyo y seguimiento, como fueron las lúdicas, lecturas individuales, ayudan obtener buenos resultados. 

De esta manera se logró satisfacer la pregunta planteada inicialmente, en el sentido de establecer si las recomendaciones dadas en el texto bíblico: la forma como gobernó Salomón, y el paso del pueblo judío a través del desierto, narraciones hechas anteriormente, permiten aportar a las habilidades blandas. Es claro que sí, ya que se utilizaron las mismas habilidades blandas usadas por Salomón: ponerse en los zapatos del otro, dominio de sí mismo y las inculcadas a los estudiantes: acogerse a la guía del profesor y desarrollar trabajo en equipo, junto con la autoconfianza promovida por el docente las que llevaron a los resultados de mejoramiento. 


Bibliografía

Afanador, R, S. (2020). “Como desarrollar aprendizaje autónomo en aulas virtuales”, EDUMEDIOS- UPTC. Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=T-of6b2MY3U

Cáceres Francia E, Peña Espino P, Ramos Villarreal L. (2019). Las habilidades blandas y el desempeño laboral: un estudio exploratorio del impacto del aprendizaje formal e informal y la inteligencia emocional en el desempeño laboral de colaboradores de dos empresas prestadoras de servicios en el Perú. Obtenido de http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=edsbas&AN=edsbas.898CF8EB&lang=es&site=eds-live. 

Cagiano, V. Rodomero, T, Poza-Luja, J. (2020). Soft Skills in Engineers, a Relevant Field of Research:Exploring and Assessing Skills in Italian EngineeringStudents. REvista ingenieria e investigacion . Vol 40 (2). Obtenido de https://revistas.unal.edu.co/index.php/ingeinv/article/view/83717/75951

Delgado, J, Pamplona, M, Parra V. (2020a). Desenfocados sin estrategia organizacional, un virus desde siempre. Revista virtual PRO, ISSN 1900-6241 No 221 junio 2020: Gestión del conocimiento. Bogotá, Colombia.

Delgado, J, Pamplona, M, Parra V. (2020b). El perfil global: con dirección. Documento propuesto para el congreso internacional de semilleros de investigación, educación, tecnología. CISIET-2020. Promovido por el grupo de investigación KENTA. Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Gómez-Gamero, M. E. (2019). Las habilidades blandas competencias para el nuevo milenio. Obtenido de https://doi.org/10.29057/esa.v6i11.3760

Majid, S., Eapen, C. M., Ei Mon Aung, & Oo, K. T. (2019). The Importance of Soft Skills for Employability and Career Development: Students and Employers’ Perspectives. IUP Journal of Soft Skills, 13(4), 7–39. 

Potes, G, J. (2019). Competencias genéricas adquiridas por los estudiantes de pregrado de la Facultad de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Colombia. Trabajo de maestría en admón. Bogotá, Colombia. Obtenido de https://repositorio.unal.edu.co/bitstream/handle/unal/75737/1102822956.2019.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Sistema Nacional de acreditación. (2013). CNA, Característica 16 H. Obtenido de https://www.cna.gov.co/1741/articles-186359_pregrado_2013.pdf

SITE. (2020). Estándares SITE. Obtenido de https://www.iste.org/es/standards

Sociedad Bíblica Católica Internacional. (1972). Josué 1:8; Deuteronomio 17:19), 1 Samuel 7(3), Éxodo: caps 7 a 11, (Job 28:28), 1 Pedro 5(2-3), Salmo 23, Juan 21(15-21). XI edición. Navarra, España: Verbo Divino.

Villag, M. M. L. M. (2019). Promover el desarrollo de habilidades blandas y competencias genéricas a través de un estudio de factibilidad para la implementación de una empresa de capacitación enfocado a la filosofía del coaching, ubicada en el distrito Metropolitano De Quito. Obtenido de http://www.dspace.cordillera.edu.ec/xmlui/bitstream/handle/123456789/2469/ABF-16-16-1721639977.pdf?sequence=1&isAllowed=y


Escrito por 

Jairo Omar Delgado Mora*, Luz Mireya Pamplona Camargo y Deiby Viviana Parra
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Duitama, Colombia
*jairo.delgado@uptc.edu.co


Revista Virtual Pro
Autor
Revista Virtual Pro

Publicación virtual académico-científica, indexada a nivel Latinoamérica. Presenta la información de una forma innovadora a través de documentos hipertexto, multimedia e interactivos que complementan el proceso de enseñanza-aprendizaje en diferentes programas académicos relacionados con procesos industriales. Cuenta con un comité editorial y científico internacional ad honorem presente en diferentes países de Latinoamérica.

Empresas destacadas

Productos destacados