Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2021-04-13El impacto de la COVID-19 en las empresas de agua y saneamiento en América Latina y el Caribe

BID |Tal como fue abordado en un artículo anterior, la COVID-19 tuvo un impacto significativo en la demanda de servicios tales como transporte público, energía eléctrica y agua potable. En este último caso, debido a la falta de información en tiempo real, no fue posible analizar a detalle el impacto de la pandemia. Sin embargo, hoy, un año después de su inicio, proponemos un análisis de las principales variables comerciales y financieras de algunas empresas de la región, con el objetivo de centrar la atención en los problemas que se han generado y explorar alternativas de política pública para su solución.

Los servicios de agua potable y saneamiento han sido siempre considerados de interés económico general: son imprescindibles para las actividades del ser humano y su acceso adecuado reduce significativamente la incidencia de enfermedades infecciosas. Su relevancia escaló a un mayor nivel en el contexto de la pandemia de la COVID-19, debido a que se requiere un lavado de manos de mayor duración y con mayor frecuencia a fin de reducir la probabilidad de contagio de las personas.

Efecto en la demanda y los ingresos de las empresas

Como respuesta a la pandemia, los países implementaron –con mayor o menor intensidad— medidas de confinamiento y restricción a la movilidad de las personas. Esto implicó cierres totales o parciales de establecimientos comerciales y la reducción de la actividad industrial. Asimismo, se priorizó el trabajo remoto, cuando este fuera posible. Como consecuencia de lo anteriormente descrito y del incremento en los hábitos de higiene, es esperable que el volumen facturado residencial se haya incrementado, mientras que los metros cúbicos vendidos a comercios e industrias se hayan reducido. El efecto neto en la demanda total dependerá de cada país. Por ejemplo, como puede verse en el siguiente gráfico, la demanda agregada de agua potable cayó en 6% en Santiago de Chile, mientras que se incrementó en 4% y 3% en Lima y Sao Paulo, respectivamente.

Elaborado en base a la información financiera pública de las empresas para el período enero – septiembre.

Ante los distintos de efectos en la demanda de agua, cabe preguntarse cuál ha sido el impacto en los ingresos de las empresas prestadoras. Como puede verse en el siguiente cuadro, la pandemia ha significado una reducción que oscila entre 3% y 4% en los ingresos por ventas de las empresas seleccionadas, acumulados al tercer trimestre.

Ingresos por ventas (en unidades corrientes de moneda nacional)


Elaborado en base a la información financiera pública de las empresas para el período enero – setiembre. No incluye costos financieros


La explicación de esta reducción en los ingresos incluso cuando, como vimos anteriormente, la demanda agregada de metros cúbicos se ha incrementado, radica en el cambio en la composición del volumen facturado y las tarifas diferenciadas por tipo de usuario.

Como puede verse en el siguiente gráfico, tanto en Lima como en Bogotá el consumo residencial se incrementó, pero el no residencial cayó en 16% y 42%, respectivamente. Es decir, las empresas de agua registrarían menores ingresos debido al importante efecto de la caída de la demanda de usuarios no residenciales que, en promedio, pagan una mayor tarifa por metro cúbico que los usuarios residenciales.

Efecto de la COVID-19 en la facturación por tipo de demanda


Elaborado en base a los estados financieros de Sedapal y el Informe de Gestión 2020 de Acueducto

Adicionalmente a la caída en los ingresos facturados, debe mencionarse que las empresas también registran una disminución en la cobranza. La primera explicación es, sin duda, la dificultad de muchos hogares de pagar las facturas ante el incremento en el desempleo como consecuencia de la desaceleración económica. Sin embargo, también contribuyen a ello las políticas de reprogramación impulsadas en las empresas de agua, a fin de que los hogares puedan pagar sus facturas en cuotas durante el periodo de pandemia. Esta medida, aunque alivia la situación de los hogares, resta inevitablemente liquidez a las empresas de agua.

Efecto en los costos de las empresas

Existen múltiples motivos por los cuales es esperable observar un incremento en los costos de las empresas de agua. En primer lugar, como sucede en el resto de empresas de otros sectores de la economía, las restricciones y protocolos impuestos por los gobiernos implican incurrir en costos adicionales tales como la compra de pruebas de detección, equipos de protección personal, materiales de desinfección, entre otros. En el caso de las empresas de agua, estas nunca detuvieron su actividad y la posibilidad de hacer teletrabajo es limitada en labores operativas. Destacan también la entrega de agua a través de camiones cisternas a zonas no abastecidas por la empresa (Sedapal), la donación de canastas de alimentos básicos en el contexto del COVID-19 (SABESP) y el incremento en el costo de seguros (Acueducto), entre otros.

Como puede verse en el siguiente cuadro, las empresas de agua de Lima, Sao Paulo y Santiago han registrado incrementos en sus costos totales (es decir los costos de ventas y gastos administrativos) de 3%, 11 y 13%, respectivamente. Solo para la empresa de Bogotá se observa una reducción de los costos totales de 2%. En este caso particular, el incremento en los costos de ventas (1,7%) fue contrarrestado por una reducción en los gastos de administración y depreciaciones (-14%).

Costos totales de prestación (en unidades corrientes de moneda nacional)


Elaborado en base a la información financiera pública de las empresas para el período enero – septiembre. No incluye costos financieros.


Comentarios finales

A un año de iniciada la pandemia, resulta innegable el rol fundamental de los servicios de agua y saneamiento en la lucha contra la propagación de la COVID-19. En particular, como ha sido recogido por un documento recientemente publicado por el BID, los prestadores han respondido a esta coyuntura garantizando el derecho al agua y saneamiento  mediante distintas estrategias (camiones cisterna, tanques elevados, interconexión para redundancia en distribución, etc.). Los esfuerzos de política deben continuar estando orientados a asegurar que los hogares cuenten con estos servicios en cantidad, calidad y precio adecuados.

Los resultados han mostrado un deterioro en la situación financiera de las empresas de agua como consecuencia de la pandemia. Ante ello, es necesario garantizar que dichas empresas cuenten con suficientes recursos para enfrentar los costos de prestación del servicio. Tales son los casos de Perú, donde las empresas han recibido transferencias excepcionales por parte del gobierno o Colombia donde se incrementaron las necesidades de transferencias municipales para cubrir el déficit originado por los subsidios domésticos.

Ante esta situación de shock externo, imprevisible y fuera del control de las empresas, y considerando la reducción en el espacio fiscal de muchos países, es importante que los gobiernos evalúen los mejores instrumentos regulatorios a su disposición (tarifas, préstamos, compromisos de inversión, estándares de calidad) a fin de reestablecer el equilibrio económico financiero de las empresas (y prestadores de menor tamaño) sin afectar la calidad del servicio.

BID
Autor
BID

Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Trabajamos para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe. Ayudamos a mejorar la salud, la educación y la infraestructura a través del apoyo financiero y técnico a los países que trabajan para reducir la pobreza y la desigualdad. Nuestro objetivo es alcanzar el desarrollo de una manera sostenible y respetuosa con el clima. Con una historia que se remonta a 1959, hoy somos la principal fuente de financiamiento para el desarrollo para América Latina y el Caribe.


2021-06-15
Entre el 25 y el 50% de los trabajadores informales en América perdieron su empleo durante la pandemia de COVID-19

Una década después de la histórica adopción del Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, la pandemia del coronavirus ha empeorado en muchos casos las condiciones laborales de los empleados en este sector, indica un nuevo informe del organismo especializado de la ONU sobre las relaciones laborales.

2021-06-13
¿Qué tienen que ver los ascensores con el futuro del trabajo?

La cuarta revolución industrial ha traído consigo un proceso de desarrollo tecnológico e industrial vinculado con tecnologías como la robótica, el internet de las cosas y la conexión de dispositivos, entre otras. De esta manera, al igual que las tres anteriores, esta revolución ha generado una nueva organización de procesos y medios de producción.

2021-06-12
Herramienta ayudaría a prevenir riesgo de transacciones inusuales

Un nuevo software les permite a las pequeñas empresas del sector solidario del Valle del Cauca recibir alertas sobre movimientos financieros inusuales de sus asociados, tendientes a cumplir con las exigencias del Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo (SARLAFT).

2021-06-10
Grandes necesidades, pocos recursos: APP mejoran servicios de agua y saneamiento

En condiciones adecuadas y correctamente preparadas, las Asociaciones Público-Privadas (APP) suponen una alternativa eficiente y sostenible para el desarrollo de activos y provisión de servicios de agua y saneamiento en América Latina y el Caribe.

2021-06-04
Trabajadores sin credenciales ¿Cómo ayudar a los trabajadores sin credenciales a acceder a empleos de calidad?

¿Se puede conseguir un trabajo de buena calidad en América Latina y el Caribe sin ningún título o credencial? Desafortunadamente, la respuesta es no.

2021-06-03
Cómo crear Organizaciones Exponenciales

Cómo crear Organizaciones Exponenciales es un taller que te familiarizará con el modelo de Organizaciones Exponenciales (ExO) que están aplicando las empresas más exitosas y escalables del siglo XXI.