Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2021-03-26El plástico va de nuestros platos a los océanos

WWF |La contaminación por plásticos es una crisis global que mata la vida marina, contamina lo que comemos, el aire que respiramos y el agua que tomamos. Si no hacemos nada al respecto, en 2050 habrá más plástico en los océanos que peces. ¡Exige un cambio participando en la Hora del Planeta!

La próxima vez que quieras ordenar sushi a domicilio o una jugosa hamburguesa, piénsalo dos veces. Sin que te percates, tu comida puede estar acompañada de un ingrediente destructivo: los plásticos.

Numerosas investigaciones han revelado que podemos encontrar plásticos en cada esquina del mundo, ni siquiera el Ártico, que por mucho tiempo se consideraba intacto, se ha salvado de esta invasión.En el hielo han sido hallados microplásticos, partículas no mayores a cinco micromilímetros que resultan de la desintegración de plásticos mayores que utilizamos a diario. Estas pequeñas partículas entran en la cadena alimenticia y así llegan a nuestro cuerpo. Y en dimensiones asombrosas: un reporte de WWF de 2019 estima que una persona en promedio se come el plástico equivalente a una tarjeta de crédito semanalmente.

Antes de llegar al plato

Por si fuera poco, la contaminación por plásticos no empieza ni acaba allí. Antes de que termine en nuestro plato, los empaques de este material son usados para transportar ingredientes frescos.



Esta montaña de poliestireno en espuma, más conocido como icopor, en el mercado de pescado Tsukiji en Tokio, Japón, es solamente una porción de los desechos de empaques. Todo el transporte de comida alrededor del mundo involucra volúmenes gigantescos de plásticos de un solo uso. COPYRIGHT CREDIT: Michel Gunther / WWF

Estos son imprescindibles en algunas partes de la cadena de suministros para garantizar la calidad de los alimentos y prevenir posibles desperdicios. Sin embargo, muchos de los plásticos de un solo uso que utilizamos son completamente innecesarios.

Desde hace décadas el mundo decidió que el plástico era una opción liviana, resistente y de larga durabilidad para fabricar objetos desechables. Y, rápidamente, la solución se transformó en un grave problema que nos aqueja hoy más que nunca.

Muchas veces de manera involuntaria, el plástico que desechamos en nuestras basuras o, incluso, en contenedores de reciclaje no termina en donde debería. ¿Sabías que un tercio de los empaques plásticos llegan al medioambiente?

En el río Tame, al noroccidente de Inglaterra, un cisne es obligado a adaptarse a la nueva normalidad de un hábitat devastada. Las aguas contaminadas de plásticos y algas tóxicas aceleran la muerte de las aves acuáticas. COPYRIGHT CREDIT: Sam Hobson / WWF-UK

En el camino a las plantas de procesamiento, los desechos livianos pueden salir volando. Por ello, un vaso de café que cae en alguna calle de una gran ciudad puede terminar en un desagüe o río, para luego ser empujado al océano. No en vano, cada minuto, el equivalente a un camión cargado de plástico se vierte en sus aguas.


Los vasos desechables en las calles pueden terminar en ríos y océanos. COPYRIGHT CREDIT: Elizabeth Dalziel / WWF-UK


El proceso para que los plásticos grandes se descompongan en microplásticos, menos visibles, pero aún muy problemáticos, puede tomar hasta 20 años para una sola bolsa y 30 para un vaso desechable. De ahí que, la durabilidad de este material plantee múltiples problemas que amenazan la vida silvestre. Se estima que para 2050, la cantidad de plásticos en el mar puede superar al número de peces.


Desechos plásticos en medio de una población de peces sargento del Indo pacífico (Abudefduf vaigiensis), Isla Verde, cerca de las costas de Taiwán. COPYRIGHT CREDIT: Magnus Lundgren / Wild Wonders of China / WWF


Pese a que, para muchos, la contaminación por plástico sea imperceptible y solo de vez en cuando vean un poco de basura tirada en las calles, en Colombia, por ejemplo, hay lugares donde esta problemática salta a la vista. Es el caso de la ciudad de Maicao, en el departamento de la Guajira, frontera con Venezuela. Allí, hay una alta actividad comercial entre los dos países y los habitantes no tienen cultura de reciclaje. Eso sin contar que, el contrabando de gasolina que se da de Venezuela a Colombia implica una práctica nada sostenible: por cada bidón de gasolina que transportan, los contrabandistas utilizan 7 bolsas prácticas, en promedio, para evitar fugas.


E:WWFLHP - PLASTICOSESTEBAN VEGA1.jpgKilómetros de desierto lleno de bolsas plásticas en Maicao, La Guajira, Colombia. COPYRIGHT CREDIT: Esteban Vega La-Rotta


A situaciones como esta se suma que muchas poblaciones en el mundo deben lidiar también con los desechos que otros generan. A las costas llegan residuos traídos por la marea y, en los peores casos, algunos países pagan a otros más pobres para que reciban su basura.

Pesca que contamina

La contaminación por plásticos está tan inmersa en la producción de alimentos que, incluso, ciertas actividades pesqueras tienen efectos negativos. Usualmente, los equipos de pesca, como las redes, están hechos de plástico en razón a su resistencia, y es común que buques y pescadores los pierdan en el mar o deliberadamente los boten. Estas “redes fantasmas” son unos de los desechos plásticos más dañinos para los ecosistemas marinos y representan al menos el 10% de la basura que hay en sus aguas.

El arrecife de coral del océano Índico cercano a las costas de Zanzíbar es uno de los muchos hábitats que ha sido víctima de las redes fantasmas. Los equipos perdidos causan daños significativos a estos delicados ecosistemas que necesitan ciertas condiciones para florecer, lo que termina afectando niveles más altos de la cadena alimenticia.


Red desechada por pescadores en un arrecife de coral en el océano Índico, Zanzíbar. COPYRIGHT CREDIT: Shutterstock / Aqua Images / WWF -Peru


Animales como las focas y los leones marinos son unas de las especias más susceptibles. Su tendencia a explorar facilita que queden atrapados en las redes fantasma, causándoles una muerte dolorosa por asfixia o agotamiento. Se estima que 1500 leones marinos mueren al año enredados. De igual manera, al menos 243 especies están en riesgo de quedar enredadas en contaminación plástica.

Mamífero atrapado y sofocándose en equipo de pesca. COPYRIGHT CREDIT: Shutterstock / Ian Dyball / WWF-Perú.

¿Qué hacer entonces?

El uso cotidiano de plástico por las personas es solo una parte del gran problema sistemático que representa la circulación global del material. El centro del asunto radica en nuestro fracaso a la hora de gestionar todo el ciclo de vida del plástico: desde la producción, el consumo, la gestión de residuos hasta el reciclaje. Por ello, el uso consciente de las personas es solo un primer paso. Para frenar el problema, es necesario dar prioridad a acciones de escala mundial que eviten que los plásticos se conviertan en residuos y se filtren en los sistemas naturales.


Recolección de botellas plásticas para su posterior reciclaje. COPYRIGHT CREDIT: Shutterstock / Aqua Images / WWF -Perú


En vez de erradicar completamente el uso del plástico, es necesario que maximicemos su durabilidad a través de una economía circular. Así, tras su vida útil, el producto no sería desechado, sino que se convertiría en insumo de nuevos productos. Actualmente, esto no se lleva a cabo en la escala que es necesario, a pesar de los esfuerzos por reciclar.

El Compromiso Global, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas por el Medio Ambiente (UNEP por sus siglas en inglés), lidera una alianza entre empresas, gobiernos y organizaciones para atacar la raíz de la contaminación por plásticos. Esta tiene por objetivo rediseñar los productos para que se elaboren de material reciclado y así evitar la explotación de recursos finitos.

Por otro lado, el programa ReSource Plástico liderado por WWF es una de las iniciativas que ayudan a las organizaciones a convertir estas metas en acciones. A pesar de los esfuerzos, es vital llegar a más organizaciones para así garantizar una transición global a las economías circulares.


Está en nuestras manos lograr una revolución que les devuelva la vida a nuestros océanos que ahora son explotados y tratados como un vertedero.


Para alcanzar estos objetivos, es necesario un tratado internacional vinculante y amplio que establezca obligaciones claras y proteja a los océanos de la contaminación por plásticos. Actualmente, los marcos legales que abordan la problemática están fragmentados y son ineficaces. Asimismo, las políticas de regulación a nivel nacional y regional están atascadas, y han quedado rezagadas a la hora de controlar la producción y el uso del plástico a nivel mundial.

Afortunadamente, el 2020 trajo una luz de esperanza. La iniciativa de un tratado internacional contra la contaminación por plástico recibió amplio apoyo alrededor del mundo. Más de dos millones de personas exigieron que se ponga en marcha urgentemente.



Ahora es difícil pensar más allá de las graves consecuencias que ha dejado la pandemia por Covid-19. Sin embargo, es el momento perfecto para actuar y asegurar una recuperación que beneficie a las personas y la naturaleza. Cambiar la forma en que consumimos es una manera poderosa de enfrentar los problemas ambientales, y para lograrlo son necesarias las acciones individuales. ¡Únete al llamado de millones de personas en La Hora del Planeta 2021!

La Hora del Planeta

Es el movimiento ambiental global insignia de WWF.

Nació en Sydney, Australia, en 2007, y ha crecido hasta convertirse en uno de los movimientos por el medio ambiente más grandes del mundo.

Personas, comunidades, empresas y organizaciones en más de 180 países y territorios han participado en ella. Busca que, el último fin sábado de marzo, la mayor cantidad de personas apaguen la luz durante 1 hora, como un llamado a proteger la naturaleza.

Históricamente se ha centrado en la crisis climática, pero en los últimos años también ha enfatizado en la alarmante pérdida de la naturaleza a la que nos enfrentamos: según nuestro Informe Planeta Vivo 2020, ¡en los últimos 50 años ha habido un declive promedio del 68% en las 21.000 poblaciones de vertebrados que monitoreamos!

Este año, además de apagar las luces, marcharemos virtualmente desde el 13 al 26 de marzo por un planeta mejor, para frenar la pérdida de biodiversidad, el uso desmedido de plásticos y los efectos del cambio climático. Para participar, debes entrar a horadelplaneta.org, crear tu personaje y escoger un mensaje con el que quieras marchar.

El 27 de marzo de 8:30 a 9:30 de la noche apagaremos las luces. Comparte cómo vives esa hora a oscuras a través de los hashtags #HoradelPlaneta #AlzaTuVozPorLaNaturaleza #LHP2021

¡Corre la voz para que logremos hacer de esta Hora del Planeta un movimiento imparable!

WWF
Autor
WWF

WWF es la principal organización de conservación global, con presencia en más de 100 países y que cuenta con el apoyo de más de 5 millones de socios. Las acciones de WWF están enfocadas en seis grandes objetivos: especies, bosques, océanos, agua dulce, alimentación, clima y energía. WWF tiene además tres líneas de acción transversales: gobernanza política y social, finanzas y mercados.


2021-06-13
Los proyectos medioambientales de América Latina pueden y deben producir más empleo y crecimiento

La agencia de la ONU encargada de temas agrícolas y alimentarios destaca una serie de iniciativas regionales que muestran que no es necesario elegir entre crear empleo y cuidar el medioambiente, o entre la transformación sostenible de la agricultura y la reactivación económica post pandemia, ya que los proyectos y políticas ambientales también generan múltiples beneficios económicos y sociales.

2021-06-11
Corona, primera marca de bebidas del mundo que recupera más plástico del medio ambiente del que libera

La marca de cerveza ha medido los residuos plásticos que generan su actividad y sus productos y las acciones para reducirlos, recuperarlos y reciclarlos, consiguiendo una huella neta de plástico cero.

2021-06-11
Toyota el mayor productor de autos en 2020, anuncia que quiere ser carbono neutral en 2035

La compañía japonesa Toyota, que el año pasado volvió a ser el mayor fabricante de automóviles del mundo, anunció este viernes que ahora quiere lograr la neutralidad de carbono en su producción para 2035, frente a 2050.

2021-06-11
WWF lanza una nueva plataforma de impacto que involucra a empresas e inversores para cumplir sus ambiciones de sostenibilidad

La Federación Nacional de Cacaoteros reveló que Colombia batió un nuevo récord en producción de cacao 6%; la cifra más alta en los últimos 10 años.

2021-06-10
Las ciudades y el sector privado son cruciales para que Colombia reduzca en 51 % sus gases efecto invernadero

Un informe que realizamos junto a otros actores revela que estos actores juegan un papel determinante en este propósito: 48 acciones analizadas podrían reducir 3,5 millones de toneladas de gases efecto invernadero (GEI) en 2030. Un valioso aporte a las metas climáticas del país.

2021-06-10
Megaproyectos de hidrógeno: un nuevo mercado de exportación a la vista

Los dos megaproyectos iniciados en Chile para la producción de hidrógeno verde abren un nuevo horizonte energético mundial. Sus dos apuestas iniciales son: Highly Innovative Fuels (HIF), localizado en el sur del país y soportado en energía eólica (1 GW) y el HYEX, ubicado en el norte y soportado en energía solar (1.6 GW).