Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2022-08-17En la vanguardia de la innovación espacial

MIT |El candidato a doctorado en aeronáutica y astronáutica, George Lordos, desarrolla tecnologías para permitir la vida en Marte.

George Lordos no es el típico estudiante de posgrado. Un título en economía de la Universidad de Oxford, un MBA de la MIT Sloan School of Management y una carrera profesional de 20 años no fueron el final de su viaje de aprendizaje. Su pasión por el espacio desde hace mucho tiempo, particularmente la perspectiva de hacer realidad una sociedad sostenible en Marte, lo atrajo nuevamente a la escuela, esta vez para estudiar aeronáutica y astronáutica en el MIT.

Lordos recuerda vívidamente el impulso de este cambio en su trayectoria profesional. En 2014, SpaceX comenzó a hacer demostraciones de cohetes reutilizables. “Me di cuenta de que [desarrollar] cohetes que pueden ir al espacio y regresar era como inventar por primera vez veleros que pueden cruzar océanos o trenes que pueden cruzar continentes”, dice. A medida que los viajes espaciales tripulados se volvían más factibles, Lordos agrega: "Estaba viendo todo esto desde un costado y no quería estar al margen". Ahora, está directamente en primera línea, desarrollando tecnologías para apoyar la vida humana en el Planeta Rojo.

Una fascinación de larga data con el espacio

Originario de Chipre, Lordos se ha interesado por el espacio, particularmente por la idea de vivir en Marte, desde la escuela secundaria. Como presidente del club de astronomía de su escuela secundaria, organizó un viaje para ver el cometa Halley y atrajo a más de 100 estudiantes. Sin embargo, el viaje no salió según lo planeado; las condiciones de nubosidad impidieron cualquier esperanza de ver el cometa. A sus compañeros de clase no parecía importarles. “Todos estaban mucho más interesados ​​el uno en el otro que buscando el cometa. Creo que fui uno de los pocos que se interesó más por el cometa”, recuerda. Afortunadamente, durante un viaje de campamento unos días después, el cielo nocturno cooperó, “y allí estaba en todo su esplendor”.

Después de considerar estudiar ingeniería o economía, Lordos asistió a Christ Church College en la Universidad de Oxford, donde obtuvo una licenciatura en filosofía, política y economía. Aprecia la perspectiva que obtuvo de su título. “Uno de los regalos más grandes de mi vida fue que yo, un nerd de la informática, tuve la oportunidad de aprender a pensar sobre los desafíos importantes que enfrenta nuestro mundo”, dice.

Lordos trabajó para una empresa de viajes durante varios años digitalizando sus operaciones antes de volver a la escuela para obtener su MBA en MIT Sloan. Después de graduarse, trabajó para Bain and Company durante un par de años y luego pasó los siguientes 13 años como emprendedor en serie e ingeniero autodidacta en tecnología de la información y consultoría de eficiencia energética.

Mientras tanto, su interés por el espacio nunca disminuyó. Antes de su primer semestre en MIT Sloan, voló a Denver para asistir a la convención de fundación de la Mars Society, un grupo de ingenieros y científicos que presionan para que la humanidad vaya a Marte. “Dejé la convención convencido de que algún día la humanidad establecería una civilización sostenible en Marte”, recuerda. “La única pregunta en mi mente era si eso realmente sucedería durante mi vida”.


En 2015, inspirado por los cohetes reutilizables de SpaceX, Lordos comenzó a considerar seriamente volver a estudiar para obtener un doctorado. Aunque no cumplió con la fecha límite de solicitud para el Departamento de Aeronáutica y Astronáutica del MIT, uno de sus profesores de economía Sloan lo animó a postularse para el programa de Diseño y Gestión de Sistemas (SDM), dirigido a profesionales de mitad de carrera. “Este programa me dio la capacitación formal que necesitaba para llenar los vacíos, ya que fui ingeniero autodidacta durante 15 años”, dice.

Construyendo una ciudad en el Planeta Rojo

Durante su primer año en SDM, Lordos solicitó y fue aceptado en el programa AeroAstro, donde se ha centrado en encontrar formas de apoyar la vida humana en Marte. Dado lo lejos que está, explica, “la única forma de vivir allí requiere una autosuficiencia sustancial”. En su investigación, que se basa en gran medida en modelos, se ha basado en su experiencia en economía y tecnología para desarrollar un método de análisis cuantificable de costo-beneficio que mide el esfuerzo, el costo y el valor, que él denomina "energía incorporada de por vida".

“A través de la evolución, la biología busca constantemente optimizar el uso de la energía”, explica. “En consecuencia, la energía incorporada de por vida es una métrica de la energía pasada y futura que debe gastarse para obtener valor de cualquier sistema. Esta métrica ayuda al arquitecto del sistema a tomar decisiones de compensación mejor informadas, especialmente para la infraestructura, y a dejar más energía disponible para impulsar el crecimiento sostenible a largo plazo”.

Más allá de su investigación doctoral, a Lordos también le encanta la creación de prototipos, que persigue a través de varias competencias de la NASA, incluidos los Conceptos revolucionarios de sistemas aeroespaciales (RASC-AL) y el Desafío de ideas revolucionarias, innovadoras y revolucionarias (BIG). En los últimos cinco años, los equipos que ha dirigido o asesorado obtuvieron 11 premios de la NASA por sus diseños, incluidos prototipos de una torre lunar alta y liviana y un sistema de extracción de hielo para la recuperación eficiente de agua en Marte.

Para apoyar a sus equipos, Lordos fundó el Taller de recursos espaciales del MIT , donde se desempeña como supervisor de laboratorio con el apoyo y el asesoramiento de Jeffrey Hoffman, profesor de la práctica y ex astronauta, y Olivier de Weck, profesor del Programa Apolo y profesor de astronáutica y sistemas de ingenieria Actualmente, el taller alberga a tres equipos con más de 40 miembros, incluidos 10 estudiantes del Programa de Oportunidades de Investigación de Pregrado (UROP).

En junio, un equipo asesorado por Lordos ganó el primer lugar general en NASA RASC-AL por diseñar vehículos que pueden producir, almacenar y distribuir de manera confiable propulsor de cohetes en Marte. Para el próximo BIG Idea Challenge en noviembre, lidera un equipo finalista que construye un robot reconfigurable en campo para atravesar terreno lunar extremo, llamado WORMS (abreviatura de Walking Oligomeric Robotic Mobility System).

Además de las competencias de la NASA, Lordos y sus colegas han ganado otros premios notables, incluso de la Mars Society y el departamento de AeroAstro. Por ejemplo, su equipo ganó el primer lugar por Star City , su visión de una ciudad sostenible en Marte, en el concurso de premios Mars Colony Design de 2019.

Encontrar un “faro de esperanza”

Ahora en su último año, Lordos admite que, a pesar de su éxito en el MIT, ser un estudiante mayor no ha estado exento de desafíos. Hay obstáculos básicos, como estar "después de varias décadas de mi última clase de matemáticas", dice. Y hay otras cuestiones más complejas. “Cuando eres un estudiante mayor, tienes otras cosas en tu vida”, dice. Lo ha sentido profundamente, ya que la carrera de su esposa en Chipre y la educación universitaria de sus hijos han mantenido a la familia separada durante largos períodos de tiempo. Sabe que no podría haber obtenido su título sin su apoyo. Sin embargo, dice: “Una ventaja de ser un estudiante maduro es que, para mí, después de toda una vida de experiencias, es natural ver el panorama general y también saber qué detalles son más importantes”.

El mayor desafío de Lordos apareció de repente a fines de 2021, cuando le diagnosticaron cáncer. Afortunadamente, recibió una gran cantidad de apoyo. Con su esposa, hijos y colegas del MIT a su lado mientras pasaba por el tratamiento, dice: "Sentimos que todo el MIT se convirtió en parte de nuestra familia". Ahora, tiene todas las razones para tener esperanzas sobre su futuro: hace unas semanas, fue declarado libre de cáncer después de una exploración.

También tiene esperanzas sobre la promesa del espacio. “Construir una ciudad en Marte es una oportunidad para una segunda rama de la civilización humana. Hay muchas cosas que nos gustaría arreglar sobre la Tierra y nuestra sociedad, pero es difícil porque hay muchos intereses en competencia. Hay una oportunidad cuando se comienza de nuevo en un mundo nuevo para trabajar juntos por el bien de todos y para brillar como un faro de esperanza para aquellos de nosotros que nos esforzamos por hacer de la Tierra un lugar mejor”.

MIT
Autor
MIT

Promover la investigación, las innovaciones, la enseñanza y los eventos y las personas de interés periodístico del MIT a la comunidad del campus, los medios de comunicación y el público en general, Comunicar anuncios del Instituto, Publicar noticias de la comunidad para profesores, estudiantes, personal y ex alumnos del MIT. Proporcionar servicios de medios a los miembros de la comunidad, incluido el asesoramiento sobre cómo trabajar con periodistas, Responder a consultas de los medios y solicitudes de entrevistas...


2022-09-29
Uso de luz halógena optimizaría transformación de la arena para construcción

La arena, o agregado fino, es un recurso fundamental en la elaboración de morteros o concretos que se disponen para la construcción. Sin embargo, la pérdida de agua y de material es un impedimento durante dicho proceso. Una innovadora técnica emplea luz halógena para ahorrar hasta el 98% del tiempo, la energía y el material del recurso.

2022-09-28
Importancia de la conectividad en el futuro de la tecnología.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, tuvo una entrevista con Mickey Mikitani, CEO de Rakuten en la que compartieron su visión sobre la importancia de la conectividad en el futuro de una nueva era tecnológica.

2022-09-28
Exitosa participación del Ejército Nacional, en el III Congreso internacional de ética, ciencia y educación, de la Universidad de Santander

La acogida interinstitucional y el reconocimiento de los asistentes a sus soldados, fue el resultado de las ponencias que nacionales y extranjeros vivieron durante esta convención.

2022-09-28
El equipo de DART celebra una colisión exitosa

En esta imagen del 26 de septiembre de 2022, el equipo de Prueba de Redirección de Doble Asteroide (DART), el Dr. Thomas Zurbuchen, y los invitados del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins aplauden cuando reciben la confirmación de la colisión de DART con el asteroide Dimorphos, el primero del mundo. demostración de tecnología de defensa planetaria .

2022-09-28
El CSIC acoge por primera vez en su sede central la Noche Europea de los Investigadores y las Investigadoras

El próximo 30 de septiembre, el CSIC organiza en su sede de la calle Serrano 117 actividades gratuitas y accesibles a todos los públicos para acercar la investigación científica a la sociedad.

2022-09-27
Robots y humanos trabajando juntos Inteligencia artificial: qué aporta y qué cambia en el mundo del trabajo

Muchas veces podemos sentirnos confundidos a la hora de hablar de inteligencia artificial (IA) y su actual pertinencia. Por ello es importante tener claro que, a diferencia de otros procesos de automatización que se han intentado anteriormente y a lo largo de la historia, más bien enfocados a tareas repetitivas, la inteligencia artificial hace referencia a cualquier tecnología que permite a las computadoras imitar habilidades humanas.