Ética y fraude en las publicaciones científicas

Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2020-02-25Ética y fraude en las publicaciones científicas

Revista Virtual Pro |El fraude y las malas prácticas editoriales en las publicaciones científicas son problemas recurrentes en todas las áreas del conocimiento.

El fraude puede darse en cualquier parte del proceso editorial, sin embargo, el mayor porcentaje de conductas fraudulentas se registra en la elaboración del manuscrito y el manejo y análisis de datos por parte de los autores. Aunado a esto también se han presentado malas conductas en la revisión por pares y la gestión editorial de las revistas.

 La publicación de artículos científicos, una responsabilidad social

La divulgación de conocimiento a través de publicaciones científicas compromete a los autores, editores, pares evaluadores e instituciones educativas con las comunidades académicas a las que pertenecen y con la sociedad misma. Sin embargo, hay factores propician que los actores implicados en la producción editorial obvien intencionalmente esta responsabilidad social. 

La ética en la educación científica ha sido abordada por autores como Buendía y Berrocal (2001) en el artículo Ética de la investigación educativa;  Baiget (2010) en la publicación Ética en revistas científicas y Tudela y Aznar (2013) ¿Publicar o morir? Quienes enumeran las situaciones que enfrenta los autores a la hora de publicar (y que los puede conducir a incurrir en conductas fraudulentas):

  1. Competencia para ofrecer primicias de investigación.
  2. Búsqueda constante de reconocimiento e inclusión en la comunidad científica.
  3. Obtener financiamiento.
  4. Aumentar el número de publicaciones y con ello “engordar” la hoja de vida académica, aunque los aportes registrados no sean significativos. 
  5. Falta de integridad intelectual.
  6. Desconocimiento de cómo funcionan las revistas científicas, y las diferencias entre los sistemas de evaluación de manuscritos como simple ciego y doble ciego.
  7. La presión de publicar en una revista con alto factor de impacto. 
  8. Y el proverbial “Publicar o perecer”.

Una de estas situaciones o la combinación de estas, como ya se ha mencionado, pueden conducir al autor a optar por incurrir en conductas fraudulentas como:

  1. Plagio directo (copiar o pegar), paráfrasis de otras investigaciones sin dar crédito alguno de los documentos parafraseados.
  2. Autoplagio. En este caso, el autor publica redundantemente sus trabajos previos. Al ser contenido de su autoría, no suele ser considerado plagio, sin embargo lo es, pues constituye la reproducción de una publicación previa
  3. Manipular los datos para adaptar los resultados a los de otras investigaciones ya publicadas, por ejemplo, replicación de encuestas, invención de datos de laboratorio.
  4. Eliminar o agregar autores a los artículos. Puede que por desacuerdos entre los investigadores se utilice los resultados o procedimientos adelantados por uno de ellos, pero sin incluirlo como autor o enviar a evaluación un manuscrito sin siquiera consultarle. También se puede dar el caso opuesto, que se incluya un autor que no aportó en absoluto al trabajo, pero es incluido, por su renombre, por chantaje académico, porque es el director de tesis, para pagar favores o para inflar los índices de citación como el H5, entre otros.
  5. La publicación de artículos por autores fantasmas, las empresas farmacéuticas contratan personas para redactar manuscritos que dejen bien situados sus productos y los someten a evaluación con nombres de otros autores reconocidos. En este caso el problema ético no solo radica en la suplantación de autores sino la veracidad del contenido para la comunidad científica y la sociedad.
  6. Citar documentación que no ha sido consultada para dar la impresión de un trabajo exhaustivo, pero en realidad, el autor solo hizo una investigación de literatura básica.
  7. Enviar simultáneamente el mismo manuscrito a diferentes revistas.
  8. Publicación redundante o de tipo salami. Esto puede ocurrir de dos meneras, en una se hacen ligeros cambios en textos (introducción, conclusiones, bibliografía, incluir otros autores) ya publicados y se envían a otras revistas para duplicar el número de artículos de un autor. En su otra forma consiste en publicar en varios artículos un trabajo que podría agruparse en uno solo 

Como ya se ha mencionado, también hay conductas fraudulentas promovidas por editores y pares evaluadores como:

  1. Que el autor no contacte a las personas idóneas para revisar un manuscrito, sino que opté por personas menos cualificadas o colegas muy cercanos para que el resultado de la evaluación sea positivo y el manuscrito pueda ser publicado, independientemente de la calidad de este.
  2. Exigirle al autor incluir ciertas referencias en su manuscrito, si tienen o no relación con el manuscrito es irrelevante, la conducta es fraudulenta en sí.
  3. Ignorar los intereses de conflictos, el autor o los pares evaluadores pueden tener un conflicto de intereses en la gestión de un manuscrito y no declararlo ni delegar las funciones asignadas.
  4. Los pares evaluadores a veces citan en sus propios trabajos los manuscritos que revisaron, aunque no han sido publicados. Lo ideal y ético es esperar a que el texto haya sido publicado para citarlo (ya sea la versión definitiva o el pre print).
  5. Acordar con editores de otras revistas que se acepten determinados manuscritos para aumentar el número de citas de dos o más revistas. 
  6. Que un par evaluador acepte evaluar un manuscrito a cambio de que un manuscrito propio sea aceptado en esa u otra revista.

En la mayoría de los casos es muy difícil detectar las conductas fraudulentas de los autores, pares evaluadores y editores, la inmediatez con la que podemos acceder a la información y la cantidad de información producida y disponible en internet hace que no podamos hacernos una idea clara de la proporción de este problema en las comunidades científicas. Sin embargo, una acción que se puede adelantar desde ahora es fortalecer las políticas institucionales al respecto, es decir, cada revista o agrupación de revistas por institución debe contar con una declaración ética que fomente prácticas editoriales adecuadas como la creación de contratos en los que se especifique a qué se compromete un autor al someter un manuscrito o qué tipo de arbitraje será el permitido. 

En Colombia, durante el 2017 y el 2019, Colciencias adelantó un curso capacitación para editores y asistentes editoriales de publicaciones científicas seriadas, Currículo del editor, que abordó las buenas prácticas editoriales. Este fue un esfuerzo clave en la gestión de revistas en Colombia. Sin embargo, este tipo de información también debe suministrarse en los centros de educación superior, finalmente, los estudiantes son los futuros científicos y escritores, en ese sentido, la creación de cátedras sobre redacción, creación de contenidos y ética en el mundo editorial es indispensable.

Este artículo se basó en la investigación Comportamiento ético en la publicación científica: malas conductas y acciones para evitarlas de Juan Zúñiga.

Escrito por:  Anyeli Rivera Tancón
aariverat@unal.edu.co
Profesional en Estudios Literarios
Universidad Nacional de Colombia

Revista Virtual Pro
Autor
Revista Virtual Pro

Publicación virtual académico-científica, indexada a nivel Latinoamérica. Presenta la información de una forma innovadora a través de documentos hipertexto, multimedia e interactivos que complementan el proceso de enseñanza-aprendizaje en diferentes programas académicos relacionados con procesos industriales. Cuenta con un comité editorial y científico internacional ad honorem presente en diferentes países de Latinoamérica.

Publicidad

Empresas destacadas

Productos destacados

Publicidad