Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2020-10-01Grupo Otua busca posicionarse en el reciclaje de baterías de ion litio

Residuos Profesional |La compañía alavesa especializada en el reciclaje de residuos trabaja a través del proyecto Baco en la recuperación de materiales valiosos como litio, cobalto, níquel o manganeso.

Europa acelera hacia la implantación del vehículo eléctrico en sus carreteras y las empresas de componentes redoblan sus inversiones para innovar en este sentido y adaptarse a ese futuro próximo. De forma paralela, ya hay compañías que avanzan la gestión de las distintas partes de estos automóviles cuando finalicen su vida útil. El Grupo Otua trabaja para recuperar los materiales de las baterías de ion litio de los vehículos eléctricos, garantizándoles así una segunda vida.

Este grupo, formado por diez empresas y 13 plantas en la localidad alavesa de Legutiano que emplean a 400 profesionales, se centra en la recuperación de materias primas secundarias y cuenta con toda la cadena en este ámbito, desde una refinería de aluminio hasta un vertedero. Centrado en potenciar la economía circular, este año la compañía ha iniciado el proyecto Baco, enfocado en el reciclaje de baterías de ion litio del coche eléctrico y de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) a través de un proceso hidrometalúrgico.

Hoy por hoy, no hay empresas a nivel estatal que realicen este proceso de recuperación y, en el ámbito comunitario, el Grupo Otua tan solo identifica tres ejemplos, en Bélgica, Francia y Alemania. A través del proyecto Baco, “queremos posicionarnos a nivel europeo”, explica Jon Barrenetxea-Arando, gerente de la Fundación Inatec, que desde 2004 impulsa la I+D de todo el grupo.

Europa no cuenta con explotaciones de litio y cobalto, lo que supone una gran dependencia de terceros países, sobre todo asiáticos. Son estos los que además están fabricando las baterías de este tipo para los vehículos eléctricos, pero también para otros equipos, como los teléfonos móviles (con una cantidad muy inferior de estos materiales).

“Para que haya masa crítica del material, es necesario recuperarlo de baterías de otros países, como Francia o Portugal”, explica Barrenetxea-Arando, que recuerda que generar una segunda vida para estos materiales implica “procesos caros y muy específicos”.

NO PERDER CANTIDAD NI CALIDAD DEL MATERIAL

El proyecto está impulsado por Reydesa Recycling, que forma parte del grupo Otua, y tiene previsto concluir a finales de 2021. El objetivo es conseguir generar una unidad de negocio que recupere litio, cobalto, níquel o manganeso entre otros metales de las baterías, “optimizando en el proceso la proporción recuperada y la pureza de los materiales; el fin es no perder cantidad de material ni rebajar su calidad”, señala Barrenetxea-Arando. El proceso en el que se trabaja es hidrometalúrgico, porque los análisis realizados han mostrado que otros como el pirometalúrgico hacen que se pierda material y calidad.

El proyecto, apoyado por el programa Hazitek del Gobierno Vasco a través del Grupo SPRI, supone el salto a nivel industrial de otros tres proyectos previos en los que el Grupo Otua ha trabajado anteriormente con otros agentes de la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación (RVCTI), de la que forma parte.


Residuos Profesional
Autor
Residuos Profesional

Es un espacio dedicado a la información, análisis y debate en torno al sector de la gestión de residuos y la economía circular: prevención, reutilización, reciclaje y valorización.

Empresas destacadas

Productos destacados