Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2021-05-25Habitar la ciencia ficción del siglo XXI

MIT |Los estudiantes de 21L.434 descubren que la creación del mundo de la ciencia ficción no es sólo una forma de imaginar futuros posibles, sino una poderosa manera de pensar en el mundo que habitamos actualmente.

En marzo, los pesos pesados de la literatura Kazuo Ishiguro y Neil Gaiman -un premio Nobel y el querido autor de "American Gods", "Sandman" y "Good Omens", respectivamente- se reunieron en un evento de una librería independiente para debatir sobre el género y la ciencia ficción.

Llegaron a dos conclusiones: una, que las rígidas distinciones de género entre las obras literarias promueven una improductiva y falsa jerarquía de valor, y dos, que el siglo XXI es un momento muy delicado para intentar definir la "ciencia ficción" en absoluto. Gaiman dijo que cada vez siente más el "deslizamiento de género en lo que respecta a la ciencia ficción" porque, dice, "el mundo se ha convertido en ciencia ficción". Las hazañas de piratería informática de la novela "Neuromante" de William Gibson o la secuenciación de todo un genoma de la noche a la mañana ya no pertenecen al ámbito de la fantasía.

Para los estudiantes del MIT, la relación permeable entre la realidad y la ciencia ficción es a menudo un territorio familiar. En sus laboratorios y proyectos de investigación, los estudiantes y profesores experimentan personalmente el proceso por el que las ideas imaginativas se convierten en nuevas técnicas, posibilidades, medicamentos, herramientas y tecnologías. (Y aprenden que muchas de esas nuevas realidades han tenido en realidad su origen en la literatura especulativa).

Los estudiantes del curso de Literatura del MIT 21L.434 (Ciencia Ficción del Siglo XXI), impartido por la profesora adjunta Laura Finch, también descubren que la ciencia ficción es una forma poderosa y útil de pensar y comprender el mundo que habitamos actualmente. El curso, que aborda la flexibilidad imaginativa y el potencial especulativo de la ciencia ficción y la fantasía, explora cómo podríamos habitar mundos vistos a través de las lentes de libros de ciencia ficción como "La quinta estación" de N.K. Jemison, "Aniquilación" de Jeff VanderMeer y "La ciudad y la ciudad" de China Miéville, todos ellos libros explorados en la clase.

Ver el mundo de nuevas maneras

Al llegar al MIT, Finch sabía que la ciencia ficción contemporánea encajaría de forma natural en la educación del MIT, que combina perspectivas en una amplia gama de campos de la ciencia, la tecnología, las humanidades, las artes y las ciencias sociales. "Todas las clases de literatura tratan de ver el mundo de una manera diferente", dice Finch, "ya sea Shakespeare o Milton o las novelas realistas". El curso de ciencia ficción del siglo XXI explora un abanico de visiones del mundo libre de límites convencionales.  A medida que los estudiantes consideran historias aparentemente fantásticas, se enfrentan al reto de reconocer características, problemas y potenciales que existen en sus propias sociedades.

"Me atrajo inmediatamente la oportunidad de debatir cuestiones de raza, género y colonialismo a través de la ficción especulativa", dice Meriam Soltan, estudiante de máster en estudios de arquitectura, recordando lo que la atrajo a la clase. "Desde el principio, la profesora Finch enmarcó el género de una manera que realmente hablaba de toda una serie de cuestiones de justicia social que estamos tratando de navegar hoy en día".

El curso tiene una inclinación explícita hacia la justicia social: Más que en las óperas espaciales o en la ciencia ficción de tecnología extrema, se centra en los autores que se replantean el momento contemporáneo y sus diversos peligros, incertidumbres e injusticias; autores que utilizan un espacio futuro para reimaginar los potenciales del presente.

La inspiración para el curso surgió de la sensación de Finch de que una atmósfera cultural de desesperación y agitación -especialmente en la política estadounidense- estaba pesando sobre los estudiantes universitarios. Pensó que la imaginación sin límites y las nuevas vías de la ciencia ficción permitirían a los estudiantes ver mejor que "la realidad actual no está aquí para siempre, y que tenemos el poder de cambiar las cosas".

Especialmente frente a la pandemia, libros clave como "La quinta estación" ofrecen recordatorios necesarios de la posibilidad y la resistencia, de la naturaleza humana y no humana trabajando en una sutil alianza para el cambio positivo. "No se trata de una utopía", dice Finch. "Se trata de hacer retroceder de forma solidaria a un poder histórico y opresivo que nos sobrepasa".

"La ciencia ficción nos permite construir un mundo más justo, fuera de las limitaciones de lo que es factible en nuestras actuales restricciones políticas", dice Jocelyn Ting, estudiante de ciencias de los materiales e ingeniería con especialidad en ingeniería eléctrica. "Como ingeniera que ayudará a dar forma a nuestro mundo en las próximas décadas de la crisis climática, me parece vital que construya el mundo con otros, que escuchemos los pensamientos de los demás mientras soñamos juntos con un sistema mejor".   

Más allá de lo humanoLas obras del género del "futurismo indígena" se oponen específicamente a la narrativa colonial de los colonos de que los pueblos indígenas pertenecen al pasado, y que si una persona indígena se comporta de forma "contemporánea" o "moderna" ya no es (según la crítica de la cultura de los colonos blancos) "auténticamente" indígena. En este contexto, el futurismo indígena es una forma que tienen los escritores, artistas y músicos indígenas de contrarrestar esta violenta historización. "Welcome to Your Authentic Indian Experience™", de Rebecca Roanhorse, abre el curso con la cuestión de quién da forma y comparte las historias culturales, y quién las consume, a través de la lente de la tecnología virtual futurista en un mundo por lo demás realista.

"La ciudad y la ciudad", por ejemplo, narra la historia detectivesca de corte noir en una ciudad que comparte el mismo espacio con otra ciudad distinta. Cada minuto de cada día, los ciudadanos de una ciudad tienen que dejar de ver conscientemente a los habitantes de la otra, ignorando olores y sonidos que ningún tabú social o frontera puede impedir, mientras cada ciudad sigue con sus propias costumbres y culturas. Está profundamente prohibido reconocer a la otra ciudad o a sus habitantes, una medida impuesta por una fuerza policial aterradora y omnipresente llamada Breach.

La idea puede parecer fantástica, hasta que el lector comienza a hacer el difícil trabajo de analizar cómo esto ya es la realidad en los Estados Unidos. El arquitecto experimental Olalekan Jeyifous reflexiona sobre su propia comprensión de "La ciudad y la ciudad" en una lectura de clase, especialmente en lo que respecta a la gentrificación: "Caminando por la calle todos los días, veo una desconexión tan completa entre las dos comunidades de los negros sentados en las escaleras descansando, y los nuevos aburguesados saliendo de los bares. Pueden entrar en la misma bodega, pero no hay ningún reconocimiento".

Soltan reflexiona que los debates críticos de la clase se relacionan con su propia investigación en arquitectura, ya que el curso aborda debates "liberadores" sobre la forma, el espacio y la planificación urbanos. "Siempre me interesa cómo se formalizan las ficciones en el entorno construido", dice. "Creo que el material de clase y los debates ayudan realmente a reclamar ese proceso. Se nos presenta todo un conjunto de métodos que pueden ampliar nuestro pensamiento y dar cabida a otros futuros posibles".

Estos análisis codificados y reformulados abren nuevas perspectivas. Por ejemplo, en la unidad centrada en "Aniquilación", de Jeff VanderMeer, los alumnos miran "más allá de lo humano" para preguntarse cómo las narrativas ecocríticas se oponen al crecimiento capitalista continuo y trabajan para dar cuenta de los procesos naturales y desordenados de nuestro planeta. Esa lectura se expresa en frases densas y ricas en la novela, que es bastante corta, y a medida que la leen, los estudiantes perfeccionan sus habilidades para descifrar esas complejidades.    

"Quiero que los estudiantes salgan de esta clase sabiendo cómo hacer una lectura detallada", dice Finch, "porque es una habilidad en la vida que es muy traducible e importante, en todo, desde el discurso político y la retórica hasta el pensamiento sobre la relación con su propia mente".

El curso ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades literarias fundamentales -desde la lectura atenta hasta la redacción de ensayos y la construcción de mundos imaginativos-, todas ellas muy útiles para la resolución de problemas. Y lo hace con una inclinación esperanzadora e imaginativa, compartiendo obras que preguntan, incluso en tiempos de crisis e incertidumbre: ¿qué puede florecer?

Historia preparada por MIT SHASS Communications
Directora editorial y de diseño: Emily Hiestand
Redactora: Alison Lanier

MIT
Autor
MIT

Promover la investigación, las innovaciones, la enseñanza y los eventos y las personas de interés periodístico del MIT a la comunidad del campus, los medios de comunicación y el público en general, Comunicar anuncios del Instituto, Publicar noticias de la comunidad para profesores, estudiantes, personal y ex alumnos del MIT, Proporcionar servicios de medios a los miembros de la comunidad, incluido el asesoramiento sobre cómo trabajar con periodistas, Responder a consultas de los medios y solicitudes de entrevistas...


2021-06-14
Variación genética mejoraría adaptación del frijol al calor

Con el cruzamiento del frijol común y una especie silvestre adaptada a los desiertos se creó una población de mapeo genético que permite analizar la tolerancia al calor, la cual incrementaría la capacidad de adaptación a las condiciones ambientales del frijol común.

2021-06-13
Este polímero a base de plantas que imita las propiedades de la seda de araña podría reemplazar a los plásticos de un solo uso

Utilizando un nuevo enfoque para ensamblar proteínas vegetales en materiales que imitan la seda a nivel molecular, investigadores de Cambridge han creado un polímero a base de plantas que imita las propiedades de la seda de araña y podría reemplazar a los plásticos de un solo uso en muchos productos.

2021-06-11
El contenido es solo la mitad del desafío cuando se trata de enseñar

Para muchos profesionales con experiencia en un área específica, enseñar su tema podría parecerles una tarea muy sencilla, ya que generalmente, cuando se preparan para enseñar el contenido en el cual son expertos, asumen que exponer el material a los alumnos se traducirá en resultados efectivos de aprendizaje. Sin embargo, hay mucha teoría y ciencia detrás del proceso de enseñanza que sugiere que las experiencias de aprendizaje deben de ser diseñadas, y esto a su vez se logra a través del diseño instruccional.

2021-06-11
Hemos creado la primera forma de vida resistente a casi todos los virus

“Te confesaré algo, no soy buen escritor. Soy un buen reescritor. Pienso en lo nuestro, nuestra historia, en todo lo que salió mal y esta vez podría hacerlo mucho mejor". Esta es una frase de Greg Kinnear en Un invierno en la playa, pero podría haberla dicho cualquier investigador en ingeniería genética. Hemos escrito formas de vida desde la nada, es cierto; pero lo que se nos da realmente bien es reescribirlas.

2021-06-09
Logran almacenar un único fotón en dos memorias cuánticas alejadas

Hasta ahora se había conseguido por separado el entrelazamiento de memorias cuánticas y el almacenamiento de fotones dentro, pero investigadores del Instituto de Ciencias Fotónicas han conseguido todo a la vez: mantener durante 25 microsegundos un fotón, en estado de superposición cuántica, en dos dispositivos separados a 10 m de distancia. La técnica es compatible con la red de telecomunicaciones actual y ayudará al desarrollo de los repetidores cuánticos.

2021-06-09
Voces de Maestros: trabajadores de primera línea

Maestros que dejan mensajes motivadores en las mesas de sus alumnos antes de un examen; magia para explicar las matemáticas y la física; hacer que los estudiantes den clases al maestro; rodar un cortometraje; montar con ellos una obra de teatro que les cambia la vida; usar las redes sociales para enseñar literatura, con memes sobre Cien años de soledad… La calidad educativa de un maestro va mucho más allá de las aulas. Algunos consiguen dejar huella en la vida de los estudiantes con los que se cruzan y, con suerte, determinan su futuro para bien.