Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2023-09-25La fiebre proteica ha invadido los supermercados

Xataka |El problema es cómo sugieren que tomemos proteínas.

El síndrome de la rana hervida también puede aplicarse al momento de ir a comprar al supermercado. En su momento no notamos nada extraño, otro día nos fijamos en que hay una nueva línea centrada en el aporte proteico, y cuando nos queremos dar cuenta hay lineales enteros con las palabras "pro", "fit", y sobre todo, "proteína" acaparando el embalaje de algunos alimentos.

Son los productos con un porcentaje de proteína más elevado de lo habitual, o bien porque es un producto naturalmente proteico y así lo han querido destacar, o bien algo que ocurre más a menudo: son los que tradicionalmente no se caracterizaban por un alto aporte de este macronutriente, pero una nueva composición la ha reforzado.

Y volvemos a casa cargados mascullando hacia nuestros adentros si no estaremos haciendo el tolili por no poner a la proteína en el centro de nuestra dieta.

Más que el qué, el cómo

La proteína como elemento clave en la dieta ha sido históricamente algo vinculado al mundo del deporte, y más concretamente al fitness y el desarrollo muscular. Ahora, en cambio, parece haberse abierto hacia el público general, con varios matices.

"Los supermercados se han subido a este carro para llevarlo más allá del fitness, pero lo quieren hacer mediante productos enriquecidos con proteínas, y no te dicen por qué has de comer más proteína, simplemente se deja entrever la idea de que adelgazarás o ganarás músculo", explica la doctora Miriam Ruiz, médico y nutricionista, creadora de la escuela online de alimentación y salud Edyal y autora del libro Alimenta tu salud con comida real (editorial Aguilar).

En el pasado hubo modas similares. Vimos la época del "todo light", con todo bajo en grasas, o productos sin azúcar que se lo sustituían por otro tipo de edulcorantes y soluciones no-tan-diferentes al azúcar.

"O la moda de los alimentos funcionales: enriquecido en calcio, en fibra, en omega-3... Para el corazón, para la osteoporosis. Como si fuesen alimentos con una función concreta", cuenta Miriam. "Ahora los edulcorantes parece que también están siendo cuestionados y sacan productos sin azúcar y sin ellos, pero con otro tipo de soluciones, como los cereales hidrolizados para decir que no tiene azúcar, pero sí los tienen".

En este contexto llega una obsesión proteica que se va generalizado poco a poco, según Miriam, con una polaridad a este respecto: "Por un lado, durante muchos años se ha hablado mal de la proteína y de su exceso, con recomendaciones obsoletas como consumir 0,8 gramos por kilogramo de peso, como máximo, argumentando que una mayor cantidad dañaría riñón e hígado".

Una creencia generalizada que ha derivado en un consumo de proteína por debajo de lo que se considera óptimo de forma generalizada, sobre todo entre quienes, sin basar su alimentación en comida basura, tampoco cuidan demasiado su dieta.

Lo ideal para reforzar la proteína en nuestra dieta está en priorizar alimentos reales como carnes, pescados, legumbres o huevos, no productos procesados proteicos

"Los hábitos de alimentación se basan en harinas. Ese 0,8 es un mínimo para no sufrir enfermedades derivadas del déficit de proteína, al margen de mantenimiento de masa muscular, masa ósea, etc. Hay sectores, como mujeres que no estén en el mundo del fitness, o gente de edad avanzada, que suelen tener un consumo bastante pobre de proteína en general".

¿Dónde está el problema entonces de que los supermercados hayan enfatizado el consumo de productos proteicos, si en general hay cierto déficit de este macronutriente? En el cómo.

"Es interesante para mucha gente ir a por comidas proteicas, pero no mediante productos procesados. Los productos que se anuncian como proteicos suelen serlo: yogur proteico, pan proteico, postres, incluso helados, con ingredientes que no son interesantes ni aportan valor nutricional. Pero como resaltan la proteína, es la opción fácil para quien quiere enfocarse en ella", explica la doctora.

Los supermercados siempre han estado repletos de productos proteicos: pollo, pavo, atún, salmón, marisco, ternera, guisantes, cerdo, legumbres... Solo que sin un embalaje que resaltase la palabra en cuestión y una imagen de marca asociada a un estilo de vida deportivo.

Más que comidas, complementos

"Hay algunos productos con este enfoque que sí son interesantes. Por ejemplo, los yogures proteicos de Mercadona, pero los naturales, que prácticamente solo tienen leche fermentada. Pero claro, están al lado de los que tienen sabores, nos parece que son lo mismo, y escogemos los de sabores. Que no están mal como un complemento, pero no son lo mismo que el natural, solo hay que leer los ingredientes". Un matiz: aunque les llamemos yogures por pragmatismo, no son su nombre oficial: no pueden serlo por una cuestión legal que se basa en su composición exacta.

Una comparativa entre los ingredientes de estos postres y parte de su información nutricional:


Yogures


PROTEÍNAS NATURAL (HACENDADO)

INGREDIENTES

Leche desnatada pasteurizada, fermentos lácticos (leche).

PROTEÍNAS DE SABOR (HACENDADO)

Leche desnatada, fresa (9,5%), fructosa, almidón modificado, aroma, espesante: pectinas, edulcorantes: acesulfame potásico y sucralosa, colorante: carmines, fermentos lácticos.

PROTEÍNAS (POR 100 G)

10 g.

8,3 g.

HIDRATOS DE CARBONO (DE LOS CUALES AZÚCARES)

5 g (4,6 g)

3,1 g (3,1 g)

En la alimentación diaria, Miriam explica que lo más habitual es que solo haya aporte proteico de buena calidad en la comida, y de peor calidad en la cena, siendo desayuno y snacks donde menos frecuentes son estos aportes. "Hay formas fáciles de integrarla. Por ejemplo, que la tostada de por la mañana no lleve mermelada o solo aceite, sino atún, o jamón. O cambiar los cereales por un yogur natural con fruta, frutos secos, etc".

Y sobre la recomendación de los 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso y día, Miriam considera que 1,2 o 1,5 gramos sería una mejor recomendación a la que aspirar. Sin que haga falta echar mano de calculadoras de macronutrientes ni básculas de precisión. "Basta con incorporar alimentos reales ricos en proteína en todas las comidas".

Y por supuesto, tampoco hace falta demonizar este tipo de productos, con una imagen de marca muy enfocada en su aporte proteico, solo priorizar los alimentos reales, no ultraprocesados; y dejar los otros como complementos.

Autor

Xataka
Autor
Xataka

Publicación de noticias sobre gadgets y tecnología. Últimas tecnologías en electrónica de consumo y novedades tecnológicas en móviles, tablets, informática...


2024-07-10
Un mapa para entender qué comemos y de qué nos enfermamos los mexicanos

Quienes viven al norte de la capital (o en sus municipios contiguos) son los mexicanos con mayor riesgo relativo de padecer alguna enfermedad cerebrovascular, isquémica del corazón, renal crónica, hipertensión arterial o diabetes mellitus tipo 2, todos ellos padecimientos relacionados con una mala alimentación. Coincidentemente, dicha zona tiene también una de las mayores densidades de tiendas de conveniencia, locales de comida rápida y puestos de antojitos del país.

2024-06-26
Diversidad del maíz colombiano se amplía con la caracterización de nuevas razas

En un avance para la botánica y la agricultura, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira ampliaron la colección de maíces nativos del país, que pasó de 23 a 42 razas descritas. Entre los materiales reconocidos como nuevas razas están el Berrendo y el Huevito con sus granos multicolores; el Rojo Sureño, Rojo del Valle y Sangre de Toro, de granos rojizos; el Negro de Tabanok y el Negro Peruano, todos con potencial nutraceútico, por su elevado contenido de antioxidantes.

2024-06-20
Los gusanos marinos más abundantes pueden producir omega 3 de alto valor nutricional, según un estudio del CSIC

El Instituto de Acuicultura Torre de la Sal (IATS-CSIC) confirma que estos invertebrados marinos tienen capacidad para producir omega 3 de cadena larga y poseen una enzima única en el reino animal.

2024-06-19
Chocolate con menos grasas saturadas gracias al copoazú amazónico

Tener alimentos cada vez más saludables, como el chocolate, es todo un reto para la industria y la ciencia, pero gracias a compuestos naturales de frutas como el copoazú, tradicional del Amazonas, esto podría cambiar. Una investigación de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) encontró que es posible utilizarlo como sustituto de la manteca de cacao, obteniendo un producto que sabe igual, se ve igual, pero, tiene menos grasas saturadas.

2024-06-18
Verdades sobre los vegetales genéticamente modificados

Mucho se ha hablado de los alimentos vegetales modificados genéticamente. Por un lado, se plantea que generan daños en el organismo; por otra parte, se argumenta que son más nutritivos para quienes los consumen y que tienen un mayor rendimiento para los agricultores. Los alimentos modificados genéticamente han generado un sinnúmero de debates. A continuación, veremos un poco de su historia y la importancia de este tipo de alimentos para el futuro de la seguridad alimentaria de los países en vía de desarrollo.

2024-06-06
Reducir el desperdicio de alimentos en toda la cadena de suministro

En el proyecto SISTERS se desarrollan soluciones innovadoras para reducir la pérdida y desperdicio de alimentos y promover comportamientos más sostenibles entre los consumidores.