Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2022-07-19La inflación en América Latina y el Caribe debe ser vista en contexto

BID |El aumento de los precios de los alimentos, el combustible y otros productos básicos está inquietando a la población de toda América Latina y el Caribe y está perjudicando especialmente a las familias pobres ya afectadas por la pandemia. Pero si la inflación está acechando de nuevo en la región y los formuladores de las políticas públicas están preocupados, es importante situar los nuevos acontecimientos en su contexto.

La inflación está lejos de ser un fenómeno regional. Muchos países de todo el mundo, incluidos los del grupo de economías más avanzadas, enfrentan presiones inflacionarias (gráfico 1A). Los factores globales, incluyendo una recuperación más sólida de lo esperado de la pandemia en 2021, la persistencia de los cuellos de botella en la producción y los efectos de importantes políticas fiscales y monetarias expansivas, juegan un papel clave. El drástico aumento de los precios de las materias primas, derivado en parte de la guerra en Ucrania, también ha sido importante, dando una sacudida adicional a la inflación en 2022. Todos estos factores indican que el aumento de la inflación en muchos países de la región (gráfico 1B) no es un caso aislado.


Gráfico 1A: Tasas de inflación en diferentes regiones

inflación América Latina

Fuente: Cálculos del personal del BID basados en datos de los bancos centrales y la OCDE.

Gráfico 1B: Tasas de inflación en los distintos regímenes monetarios en América Latina y el Caribe


Fuente: Cálculos del personal del BID basados en datos de los bancos centrales.

Notas: El gráfico agrupa a los países según su régimen de política monetaria. Los regímenes de metas de inflación establecidos (MI establecidos) son los países que adoptaron un régimen de metas de inflación hace más de 20 años: Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Metas de inflación recientes (MI recientes) son aquellos que adoptaron un régimen de metas de inflación en los últimos 20 años: Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Jamaica, Paraguay y Uruguay. Los de tipo de cambio fijo son los países que adoptaron un hard peg respecto al dólar estadounidense: Las Bahamas, Barbados, Belice, Guyana y Surinam. El grupo dolarizados comprende los países que están totalmente dolarizados: Ecuador, El Salvador y Panamá. El grupo intermedios comprende a los países que no encajan en ninguno de los grupos anteriores, es decir, que tienen una mezcla de regímenes de política monetaria: Argentina, Bolivia, Haití, Honduras, Nicaragua y Trinidad y Tobago.

La última observación es mayo de 2022, excepto para Belice, Guyana, Haití, Trinidad y Tobago (abril 2022), Bahamas y Barbados (diciembre 2021).

No hace falta retroceder mucho en el tiempo para ver tasas de inflación similares a las actuales en la región. Si restringimos el análisis al periodo posterior a 2005, vemos que la mayoría de los países de la región experimentaban tasas de inflación antes de la pandemia que eran comparables o incluso superiores a las últimas cifras de inflación (gráfico 2). Esa experiencia de inflación se concentró en general en torno a la crisis financiera mundial de 2007-2008, pero hay varias excepciones como Brasil, Colombia y Uruguay en 2016, cuando la inflación anual en estos países se situaba en torno al 10%. La mayoría de esos episodios fueron temporales, en consonancia con la realidad de que la mayoría de las expectativas de inflación oficiales a mediano y largo plazo no han aumentado mucho recientemente.


Gráfico 2: Tasas de inflación en Brasil, Colombia y Uruguay.


Fuente: cálculos del personal del BID basados en datos de los bancos centrales.


La historia fiscal y monetaria de América Latina y el Caribe nos ha enseñado que las tasas de inflación aceleradas por encima del 20% anual durante varios meses están asociadas a un principal responsable: el financiamiento monetario de déficits fiscales persistentes. Cuando esto ocurrió, las autoridades monetarias dejaron de lado sus objetivos de estabilidad de precios e imprimieron dinero para financiar los déficits. Esto caracteriza la situación actual en un pequeño grupo de países de la región, pero para la mayoría de los demás países, las tasas de inflación están muy por debajo de esos niveles y las autoridades monetarias todavía tienen suficiente autonomía para no repetir esos errores.

La mayoría de los bancos centrales de la región adoptaron importantes políticas monetarias expansivas durante la pandemia, en muchos casos parecidas al financiamiento monetario. Pero se trataba de medidas puntuales para ayudar a los gobiernos y a los ciudadanos en una época turbulenta. La mayoría de los bancos centrales mostraron suficiente autonomía y compromiso para perseguir su mandato de estabilidad de precios, ajustando rápidamente sus políticas monetarias (por ejemplo, aumentando sus tasas de interés oficiales) cuando la inflación empezó a aumentar en 2021.

Aún hay incertidumbre sobre si los factores globales que desencadenaron la inflación, en primer lugar, seguirán actuando y sobre el ritmo del ajuste monetario que adoptarán los bancos centrales. No obstante, la mayoría de los países en ALC se han abstenido de repetir las políticas que crearon una inflación persistentemente alta en el pasado. Por ello, la inflación debería bajar a mediano o largo plazo siempre que los gobiernos respeten la autonomía de sus bancos centrales y les permitan centrarse en su mandato de estabilidad de precios.

Mientras tanto, los gobiernos deberían adoptar políticas para proteger a los miembros más vulnerables de sus países. Estas, entre otras cosas, deberían favorecer las transferencias directas en lugar de las subvenciones y los controles de precios que generan distorsiones en la economía. Si los países carecen de medios fiscales para ello, será necesario realizar reformas tributarias.

De hecho, es probable que la situación fiscal de la región sea una preocupación aún más importante que la inflación en los próximos años. Al fin y al cabo, una inflación persistentemente alta es solo un síntoma de la falta de control de las finanzas públicas. Y con los índices de endeudamiento en un nivel récord y la incertidumbre que rodea a la economía mundial, los países pueden experimentar un menor acceso a los recursos financieros, lo que dificultaría aún más satisfacer sus necesidades de financiamiento.



João Ayres

João Ayres es economista investigador del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo. Obtuvo su licenciatura en Economía en la Universidad de São Paulo (Brasil), una maestría y un doctorado en Ciencias en Economía de la Fundación Getúlio Vargas y un doctorado en Economía de la Universidad de Minnesota. Durante sus estudios ocupó cargos como visitante en la Universidad de Columbia y el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, y trabajó como analista de investigación en el Banco de la Reserva Federal de Minneapolis. Su labor de investigación se concentra en economía internacional, macroeconomía y finanzas públicas.



Salim Syed Chanto

Salim Chanto es asistente de investigación del Departamento de Investigación del BID y está cursando un doctorado en Economía en la Universidad de Minnesota. Sus intereses de investigación se centran en los campos de la macroeconomía, la economía internacional y la dinámica de las empresas. Tiene una maestría en Teoría Económica por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y una licenciatura en Economía por la Universidad de Costa Rica.

BID
Autor
BID

Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Trabajamos para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe. Ayudamos a mejorar la salud, la educación y la infraestructura a través del apoyo financiero y técnico a los países que trabajan para reducir la pobreza y la desigualdad. Nuestro objetivo es alcanzar el desarrollo de una manera sostenible y respetuosa con el clima. Con una historia que se remonta a 1959, hoy somos la principal fuente de financiamiento para el desarrollo para América Latina y el Caribe.


2022-08-17
Escocia: el primer país del mundo donde los productos para la menstruación son gratis

En enero de 2021, el Reino Unido suprimió el "impuesto al tampón" sobre todos los productos para el periodo menstrual. Pese a esto, en 2019 más de la mitad de las adolescentes (52%) faltaron a clase durante su menstruación por no tener dinero suficiente para comprar productos de higiene.

2022-08-12
El empleo juvenil es el más afectado por los efectos del COVID-19

El número de jóvenes sin trabajo crece en todo el mundo, pero en algunas regiones la situación es peor pues se le suma la brecha entre hombres y mujeres. La agencia especializada de la ONU llama a los países a encontrar soluciones de forma urgente.

2022-08-12
Confianza: Un obstáculo y una oportunidad para la transformación digital

Para nadie es un secreto que la transformación digital puede construir confianza entre la ciudadanía y el Estado. ¿Cómo? Al mejorar la prestación de servicios, la transparencia y la eficiencia del gasto público, entre otras acciones.

2022-08-12
CCI solicita a los entes contratantes actualizar los presupuestos de los proyectos, previa la contratación de las obras

En la última publicación del Índice de Costos de la Construcción de Obras Civiles (Icociv), el Dane presenta el incremento de precio de los materiales de construcción en 8,56% entre diciembre de 2021 y mayo del 2022. Ahora bien, vale anotar que entre enero de 2021 y mayo de 2022 el precio del acero aumentó en 65,7%,el asfalto en 25,7% y el cemento en 9,8%.

2022-08-11
¿Cómo controlar el influjo de las criptomonedas en los países en desarrollo? No es oro todo lo que reluce

El impacto de estas divisas virtuales e inestables dificulta la respuesta reguladora de muchos países; sin embargo, las naciones en desarrollo cuentan con opciones para frenar su auge.

2022-08-10
Comercio electrónico optimiza mercado de frutas y verduras en Bogotá

El análisis de 31 empresas dedicadas a la venta de frutas y verduras mostró que la capital del país tiene un desarrollo del comercio electrónico del 54 %, lo cual representa una valiosa oportunidad para impulsar el uso de canales digitales en el sector agrícola.