Noticias Actualidad en procesos industriales

  • Descarga nuestra aplicacion en app store
  • Descarga nuestra aplicacion en app store

2017-04-18La Innovación Engranaje del Crecimiento Económico de los Países Desarrollados y en Vía de Desarrollo

Revista Virtual Pro |Hoy vemos, que los países latinoamericanos siguenenfrentando una gran desigualdad estructural, problemasde escasa diversificación productiva, de un insuficienteritmo de cambio tecnológico, de una limitada capacidadde innovación.

Existe la urgencia de cambiar la lógica de acumulación y concentración de los medios de producción y la riqueza. Hoy sin embargo, el paradigma cambió. No basta crecer para igualar; es requisito indispensable igualar para crecer.

Hablar de desarrollo económico y social debe involucrar todos estos conceptos, pero a un mismo nivel de jerarquía.  Las políticas públicas destinadas a mejorar la calidad de vida de la gente no pueden ser el subproducto de la política económica, sino una condición de la misma.

La innovación y la competitividad son dos procesos fundamentales para que América Latina y este mundo globalizado encare su futuro con sostenibilidad, visión estratégica, con un proyecto de desarrollo económico y social. En otras palabras, para que lo encare con la esperanza que tiene derecho a tener a partir de su enorme potencial interno.

Los servicios se han convertido un pilar importante en la economía mundial, tanto en los países desarrollados como en la mayoría de la economía en desarrollo.

Hoy en día, la economía de servicios proporciona más del 60% del empleo y del PIB en América Latina y el Caribe (ALC), sin embargo, el lento avance de la productividad en el Armando V. Tauro, Ph.D. sector servicios ha sido un obstáculo para el crecimiento de la productividad en ALC. En este contexto, la innovación en los servicios es particularmente necesaria.

América Latina ya es una de las regiones del mundo que menos invierte en innovación. Mientras que Israel gasta 4.2 de su PIB en investigación y desarrollo, Corea del Sur, 4.1 por ciento; Japón y Finlandia, 3.5 por ciento, y Alemania, el 3 por ciento, la mayoría de los países latinoamericanos invierten un promedio de 0.5 por ciento, según datos de la UNESCO.

Dentro de la región, Brasil invierte el 1.2 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo; Argentina, 0.6 por ciento; México, 0.5 por ciento; Chile, 0.4 por ciento; Colombia, 0.2 por ciento, y Perú y Bolivia, 0.16 por ciento, según la UNESCO.

El Índice de Innovación Global 2016, un estudio conjunto de la Universidad de Cornell, la escuela de negocios INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, muestra que ningún país latinoamericano aparece entre los líderes mundiales en innovación. México y Brasil, que se encuentran entre las 15 economías más grandes del mundo, ni siquiera figuran entre los primeros 50 del ranking.

El ranking de 141 países, encabezado por Suiza, Gran Bretaña y Suecia, sitúa a Chile en el puesto 42, Costa Rica 51, México 57, Colombia 67, Brasil 70, Perú 71, Argentina 72, Guatemala 101, Bolivia 104, Ecuador 119, Nicaragua 130 y Venezuela 132. Brasil, Chile, Argentina, Venezuela y Ecuador han caído varios lugares respecto de los que tenían en el mismo listado hace tres años.

Si los países de América Latina quieren crecer y reducir la pobreza, no solo deben evitar reducir sus fondos de innovación. Deberían seguir los pasos de China, Polonia y Corea del Sur, en innovar para mejorarla productividad como pilar para el crecimiento de las economías.

 

Autor Armando V. Tauro, Ph,D.

Publicidad

Empresas destacadas

Productos destacados

Publicidad

Obtenga beneficios adicionales
Aún no tiene una suscripción a Virtual Pro?

Suscribase ahora