Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2021-02-28Las mujeres en la cadena de suministro de frutas y hortalizas

FAO |Ya sea en Anna Regina, Georgetown o Corriverton, los mercados de Guyana parecen tradicionalmente dominados por las vendedoras.

Ya sean frutas y verduras frescas o productos agroprocesados, sus puestos suelen exhibir agroalimentos en abundancia y variedad, mientras sus melodiosos cánticos se elevan por encima del ajetreo habitual del mercado: "Dulce niña, ¿qué compras hoy? A have nice fine bora" o "¿Qué vas a comprar hoy, amor?". 

En el corazón de esta superficie de mercado viva y vibrante, aunque compleja, y en lo más profundo de la cadena agroalimentaria del país, las mujeres desempeñan muchos papeles: como productoras, transformadoras, minoristas e incluso distribuidoras o exportadoras. Este año, al celebrarse en 2021 el Año Internacional de las Frutas y Hortalizas, es oportuno centrarse en las mujeres y su contribución al sistema agroalimentario, especialmente en lo que respecta a las frutas y hortalizas.  

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las mujeres representan de media el 43% de la mano de obra agrícola mundial y el 47% de la mano de obra pesquera. Estas trabajadoras producen más de la mitad de los alimentos del mundo, a pesar de ser menos de la mitad de la mano de obra. Además, las mujeres representan entre el 60 y el 80% de la producción de alimentos en los países en desarrollo. La diferencia en el rendimiento de los cultivos de entre un 20 y un 30% entre los agricultores y las agricultoras se debe en gran medida a las diferencias en el acceso a los recursos y los insumos. De hecho, si las agricultoras del mundo tuvieran el mismo acceso a los recursos que los hombres, 150 millones de personas podrían salir de la pobreza. Los estudios también han indicado que, por término medio, las mujeres trabajan hasta 13 horas semanales más que los hombres en la agricultura. 

En muchas comunidades rurales y agrícolas de Guyana, las mujeres son conocidas productoras de cultivos comerciales, cultivando hortalizas como la bora, la calabaza, el ochro, el pak choy, los tomates, los pimientos dulces y picantes, entre otros, así como frutas como la sandía y la fruta de la pasión, etc. Mientras que algunas de estas actividades se realizan como "huertos" para mantener la autosuficiencia y apoyar la alimentación de los hogares individuales, otras mujeres como Patricia producen alimentos a mayor escala, para abastecer a los comerciantes y los mercados. Patricia dice: "Todos los días de la semana por la mañana, de 6:30 a 8:00, por la tarde, a partir de las 17:00, y los fines de semana y días festivos estoy cultivando para complementar mi salario. A veces el precio del mercado es muy bajo o el rendimiento no es tan bueno debido al mal tiempo, pero soy madre soltera y tengo que seguir adelante para mantener a mi familia".

Además de cultivar los productos frescos, muchas mujeres se dedican a procesar estos mismos cultivos para producir artículos como salsas de pimienta, mermeladas y jaleas, y condimentos. También hay mujeres distribuidoras, denominadas localmente "intermediarias", que compran productos a los agricultores para venderlos al por mayor a los vendedores del mercado. En algunos casos, estas comerciantes viajan a través de las regiones para obtener los productos. Por ejemplo, un comerciante puede viajar a Essequibo cada semana o cada quince días para comprar frutas y verduras a los agricultores de Pomeroon y transportarlas para revenderlas en los mercados de Georgetown. Las mujeres también trabajan con los agroprocesadores y los supermercados para lavar, cortar y empaquetar diariamente las frutas y verduras para su distribución y venta al por menor. Otro componente en el que las mujeres desempeñan un papel importante es el mercado de exportación en el extranjero. Según un informe del Banco Central, las frutas y hortalizas aportaron 3,3 millones de dólares en exportaciones a la economía de Guyana de enero a junio del año pasado. 

Las frutas y verduras, muy perecederas, necesitan una atención especial para mantener la calidad y la seguridad. 

El tratamiento y la manipulación adecuados a lo largo de la cadena de suministro, desde la producción hasta el consumo, son importantes para garantizar que los residuos se reduzcan al mínimo. Muchos mercados son permanentes o temporales, y tanto si llueve como si hace mucho sol, los vendedores deben asegurarse de que los productos se transportan de forma segura y se almacenan bien para que se mantengan frescos para los compradores. Una vendedora del mercado de Skeldon explicó: "Hay que saber cuándo comprar, qué comprar y qué cantidad comprar para la reventa. Por ejemplo, alrededor de Diwali y Phagwa, las verduras como el calaloo, la calabaza y el bolounger tienen mucha demanda, así que compramos mucho y se agota". 

Entonces, ¿qué ocurre cuando los productos perecederos se quedan a mano? Según Nina, de Port Mourant, "si las frutas y verduras pueden conservarse, las vendemos al día siguiente; si no, las cocinamos o las compartimos con los vecinos y clientes habituales". Por desgracia, una cantidad importante se desperdicia, como demuestran los montones de basura que se ven al final de muchos días de mercado. Esta pérdida y el desperdicio representan una inversión de recursos, a menudo por parte de los agricultores, pero también para el país. 

A pesar del papel central de las mujeres en los mercados abiertos, las limitadas infraestructuras del mercado para soportar las largas horas de trabajo dificultan la labor de las titulares de los puestos. Otros retos a los que se enfrentan son los precios, la competencia y el coste del transporte. 

La dedicación y el compromiso de las mujeres en la cadena de suministro son indispensables para preservar el valor de las frutas y verduras. Guardianas de gran parte de nuestra cultura alimentaria y organizadoras del negocio del mercado, generan ingresos, apoyan el empoderamiento, crean medios de vida y mejoran la seguridad alimentaria y la nutrición. Los ingresos de muchos hogares encabezados por mujeres dependen de la cadena de suministro de frutas y hortalizas y, al final de una jornada laboral normal, siguen teniendo responsabilidades domésticas, entre las que se incluye la de garantizar la preparación de una cantidad adecuada de alimentos nutritivos para su familia. 

En general, la cadena de suministro de frutas y verduras sigue siendo una industria relativamente grande y estable que propone oportunidades para reducir el desperdicio posterior a la cosecha apoyando al grupo de mujeres con instalaciones para el procesamiento, aumentando el acceso a las finanzas y la propiedad de la tierra para las agricultoras, y mejorando la infraestructura en los puntos de venta públicos para las mujeres que trabajan muchas horas.     

La FAO sigue colaborando con el Gobierno, los agricultores y productores, los agroprocesadores y las entidades del sector privado para ayudar a las cadenas de suministro a aumentar la producción, mejorar la disponibilidad, la seguridad, la asequibilidad y el acceso equitativo a las frutas y verduras. Maximizar el potencial de las mujeres para obtener ganancias del sistema alimentario creará sostenibilidad económica, social y ambiental.  

FAO
Autor
FAO

La FAO es la agencia de las Naciones Unidas que lidera el esfuerzo internacional para poner fin al hambre. Nuestro objetivo es lograr la seguridad alimentaria para todos, y al mismo tiempo garantizar el acceso regular a alimentos suficientes y de buena calidad para llevar una vida activa y sana. Con más de 194 Estados miembros, la FAO trabaja en más de 130 países. Todos podemos desempeñar un papel importante en la erradicación del hambre.


2021-07-22
Comer chocolate peruano puede salvar el futuro de la selva amazónica

La producción de las comunidades indígenas, mediante sistemas agroforestales sostenibles, impacta positivamente sobre los ecosistemas, permitiendo que continúen capturando carbono, preservando los suelos y conservando la biodiversidad.

2021-07-22
FAO inicia la trigésima sesión sobre Estadísticas Agrícolas y Pecuarias de América Latina y El Caribe

Participan 30 países del grupo de trabajo de FAO-OEA/CIE-IICA sobre Estadísticas Agrícolas y Pecuarias de la región. El encuentro, que se extiende hasta el 23 de julio, tiene a Costa Rica como país anfitrión.

2021-07-21
Desarrollan una técnica 3D que distingue el estado de salud de árboles y de los arbustos con imágenes de satélite

Un equipo de investigación internacional, con participación andaluza, ha creado un modelo para conocer, con capturas tomadas desde el espacio, el estado fitosanitario del arbolado sin que interfiera la vegetación que lo rodea. El sistema consigue estimar información específica de las copas, diferenciándolas de las masas arbustivas de alrededor, gracias al análisis de la respuesta espectral de cada tipo de vegetación.

2021-07-21
Campesino Monteriano cosecha yucas gigantes, la última encontrada pesó 112 libras

La yuca de 56 kilos la produjo en su finca Arcelio Álvarez. Es la tercera ocasión en que una yuca gigante es arrancada de su terreno. Las yucas más grandes del país se cosechan en su tierra.

2021-07-21
Avanzan los ensayos en ecuador para uso de una variedad brasileña de algodón

Durante dos años se llevaron a cabo una serie investigaciones, por parte de INIAP, de semilla de algodón brasileña de Embrapa Algodón BRS-336, con apoyo del proyecto +Algodón Ecuador.

2021-07-21
Cebolla larga se produce mejor con policultivos

Sembrar cebolla larga o en rama, acompañada de otros cultivos como papa, lechuga o zanahoria, contribuye a la biodiversidad de los agro-ecosistemas, ya que amortigua los efectos perturbadores en el suelo, entre otros beneficios.