Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2022-11-17Obtienen silicio para baterías de litio a partir de cascarilla de arroz

Residuos Profesional |En el marco del proyecto Sinclair, el ITE ha diseñado una tecnología que permite transformar el silicio que se encuentra de forma natural en algunos residuos de origen agrícola en un silicio con las propiedades adecuadas para ser empleado en la fabricación de la nueva generación de baterías de litio.

Cuando en un proyecto se dan la mano la reutilización de residuos y el desarrollo de un nuevo material energético sostenible, el resultado es un perfecto ejemplo de economía circular aplicada al campo de la energía. Eso es lo que ha sucedido con Sinclair, un proyecto llevado a cabo en el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) para desarrollar con éxito silicio sostenible a partir de la cascarilla de arroz y usarlo en el diseño de ánodos de mayor capacidad para baterías de litio.

En los laboratorios del ITE se ha diseñado una tecnología que permite transformar el silicio que se encuentra de forma natural en algunos residuos de origen agrícola -como es la cascarilla de arroz- en un silicio que tiene las propiedades adecuadas para ser empleado en la fabricación de la nueva generación de baterías de litio.

Pese a que el Instituto tiene una larga trayectoria en materia de valorización de residuos para obtener materiales carbonosos de alto valor añadido, en este caso se ha ido un paso más allá, centrándose en la obtención de silicio, un material de alto valor añadido fundamental para la nueva generación de baterías, que va a permitir tener mayores capacidades y por tanto mayor autonomía en los vehículos eléctricos, por ejemplo.

Esta tecnología está basada en procesos que requieren de una menor temperatura en comparación con los métodos tradicionales empleados actualmente para sintetizar este tipo de materiales para baterías, representando un ejemplo de mejora de la eficiencia energética y, con ello, un menor coste que la transformación habitual.

Además, se emplea un residuo que supone un reto para el sector agrícola y se transforma en una materia prima para otro sector. Estamos hablando de un producto de proximidad que no sólo permitirá reducir la dependencia de materiales que actualmente Europa está importando desde el continente asiático principalmente, sino que también rebajará la contaminación provocada por el transporte de estas materias primas.

“Analizando el material obtenido, caracterizándolo y comparándolo con silicios modelo utilizados como ánodos en baterías ion litio -explican desde ITE- podemos afirmar que la porosidad, estructura y composición de los silicios sostenibles obtenidos en el proyecto Sinclair es comparable a estos compuestos modelo empleados actualmente como ánodos de silicio”.

REUTILIZACIÓN DE RESIDUOS AGRÍCOLAS COMO FUENTE DE RECURSOS ENERGÉTICOS

El proyecto Sinclair ha validado una nueva fuente de materia prima para la nueva generación de baterías de litio. Se trata de residuos de tipo biomásico de proximidad como es la cascarilla de arroz. Esto permite valorizar un residuo problemático para el sector agrícola. Además, se han detectado otros residuos biomásicos, como los restos de poda o residuos procedentes de depuración de aguas con alto contenido en SiO2, que también pueden ser empleados en la tecnología de Sinclair.

La tecnología de transformación del silicio que contienen en su estructura estos residuos agrícolas, representa un avance en la mejora de la eficiencia energética y reducción de costes derivados del proceso para obtener silicio de elevada pureza, “indudablemente, el éxito del proyecto supone un avance sólido hacia la creación de cadenas de valor más ecológicas, modernas, resilientes y circulares, estando totalmente alineado con las políticas europeas propuestas para combatir el cambio climático y la degradación ambiental, como el Pacto Verde Europeo” añaden sus responsables.

Se han detectado otros residuos biomásicos, como los restos de poda o residuos procedentes de depuración de aguas con alto contenido en SiO2, que también pueden ser empleados en la tecnología de Sinclair.

La cadena de valor del proyecto abarca diversos eslabones. Por un lado, se ha visto que numerosos elementos de la naturaleza contienen silicio y por tanto son susceptibles de ser empleados en la tecnología de Sinclair. Es el caso de las plantas monocotiledóneas (como la caña de azúcar, el arroz y diversos cereales), el estiércol de vaca o lodos provenientes de aguas residuales. Pero no solo eso, hay residuos procedentes del sector fotovoltaico -como los paneles fotovoltaicos cuando llegan al fin de su vida- que al contener grandes cantidades de silicio son susceptibles de emplearse con esta tecnología.

El campo que se abre es tan potente que empresas que se dedican al desarrollo de bienes de equipos o instalaciones de tratamiento de residuos pueden beneficiarse de los resultados de Sinclair para incorporar una nueva propuesta tecnológica en sus actividades. Por último, se han identificado otros ámbitos de aplicación donde el silicio es un material muy importante como son los circuitos integrados, fertilizantes especiales que usan este material para ciertas aplicaciones o pinturas especiales y composites.

Esta investigación está apoyada por la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

Residuos Profesional
Autor
Residuos Profesional

Es un espacio dedicado a la información, análisis y debate en torno al sector de la gestión de residuos y la economía circular: prevención, reutilización, reciclaje y valorización.


2023-01-28
Convierten los residuos plásticos en nuevos productos de valor

Dar una nueva vida a los residuos plásticos sí es posible. Este es el objetivo de ‘MAREA Plastic’ – Malaga Reaction Against Plastic- un proyecto liderado por los investigadores de la Escuela de Ingenierías Industriales de la UMA Óscar de Cózar y Carmen Ladrón de Guevara, que, a través de un proceso de economía circular, transforma los desechos en nuevos productos de valor.

2023-01-27
Diseñan nanocápsulas solubles y ‘a la carta’ que facilitan la absorción de fármacos dentro del organismo

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla ha desarrollado unas nanoestructuras esféricas que favorecen la asimilación de sustancias con actividad farmacológica que no son solubles en agua. De este modo, evitan que los compuestos se acumulen en los tejidos y a largo plazo produzcan efectos tóxicos perjudiciales para la salud.

2023-01-27
AQUARATING: Análisis Focalizado de cambio climático, clave para las empresas de agua y saneamiento

El cambio climático representa uno de los grandes retos para la humanidad. Sequías, inundaciones y, en general, episodios extremos se manifiestan más intensos y habituales a lo largo de todo el globo. Las modificaciones de los patrones meteorológicos, registrados en las últimas décadas, obligan a revisar las pautas y criterios empleados para todo lo que depende directa o indirectamente del clima y sus manifestaciones.

2023-01-26
Tecnología chilena da una segunda vida al litio

Primer cargador inteligente desarrollado en el país, podría masificar el uso de vehículos eléctricos, al recuperar el 70 % de este tipo de baterías desechadas.

2023-01-25
Lo que nos promete la refrigeración activa de estado sólido es tan impactante que es imposible pasarlo por alto

Hacía mucho tiempo que no nos dábamos de bruces con una innovación en el ámbito de la refrigeración tan interesante. Muchísimo tiempo, en realidad. La empresa estadounidense Frore Systems, que es la responsable del diseño de esta nueva tecnología de refrigeración, ha pasado por la última edición del CES sin hacer apenas ruido, pero tiene entre manos una propuesta con muy buena pinta.

2023-01-25
Cuachalalate y la chupandilla: contra la colitis

El cuachalalate (Amphipterygium adstringens) y la chupandilla (Cyrtocarpa procera), dos plantas originarias de México, según estudios experimentales de un grupo de científicos de la FES Iztacala, prometen curar la colitis, enfermedad padecida por entre 16 y 30 por ciento de la población.