¿Por qué sube la gasolina y el diésel mientras petróleo no?

Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2019-08-09¿Por qué sube la gasolina y el diésel mientras petróleo no?

20 Minutos |El precio del petróleo ha caído a la mitad desde 2012 mientras que la gasolina ha bajado solo un 12,5%.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha vuelto a escalar en los últimos días tras un mes de tregua entre ambas potencias y una de las consecuencias está siendo la caída de los precios del petróleo. 

El barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, ha cerrado en 57 dólares tras repuntar este jueves, aunque acumula una caída del 6,7% desde el pasado lunes. 

Sin embargo, esta misma semana, el precio medio del litro de gasolina se ha incrementado un 0,30% respecto a la semana pasada, mientras que el gasóleo lo ha hecho en un 0,33%. Aunque los precios de los carburantes se mantienen aún lejos del récord histórico alcanzado en septiembre de 2012, desde esa fecha, el precio del petróleo ha caído un 50% mientras que la gasolina ha bajado un 12,5% y el gasoil un 15,8%. 

El exceso de oferta en los mercados internacionales de petróleo y una demanda en descenso a causa de la desaceleración económica harán, según los expertos, que los precios del crudo sigan bajos. 

Pero la influencia de los impuestos y el material de refino, ajenos a las fluctuaciones de los mercados del crudo, harán que los precios de la gasolina y el diésel no sufran cambios relevantes y se mantengan en cifras similares a las actuales. 

¿Por qué cae el petróleo? 

La revolución del fraking, una técnica de extracción basada en el uso de agua a presión y arena para fracturar el suelo, ha permitido convertir a Estados Unidos en el mayor productor de petróleo del planeta y, con ello, generar una sobreoferta que ha hecho caer los precios. 

"Estamos teniendo este año un volumen de oferta mayor del esperado, de hecho hemos superado los 100 millones de barriles de producción", explica Javier Santacruz, economista jefe de Civismo. "Por otro lado, la demanda está creciendo menos de lo esperado porque los dos países que más necesitan esta commodity para desarrollarse, China y la India, están teniendo unos ritmos de crecimiento también menores de lo esperado". 

Antonio Turiel, científico titular del CSIC y experto en el mercado petrolífero atribuye la caída de la demanda también al cada vez menor consumo de gasolina en los países occidentales. "Se debe a una reducción de la renta media, la gente es más pobre y la gente se lo plantea mucho antes de comprarse un coche o elegir donde vive para evitar su uso". 

Sin embargo, la principal causa para la caída de los precios del petróleo es el temor a una recesión mundial, mucho más agravado por escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y evidenciado en los decepcionantes datos macroeconómicos de las principales potencias del planeta. 

¿Por qué los carburantes no van a bajar? 

Los precios del petróleo seguirán cayendo en los próximos meses, pero los expertos no anticipan un movimiento similar en los de gasolina y diésel, fundamentalmente, porque el componente petrolero es solo una pequeña parte de los elementos que influyen en los precios de los carburantes. 

Los impuestos sobre el petróleo alcanzan en España en torno a un 40% y, además, los componentes industriales empleados en el proceso de refinación del crudo para convertirlo en gasolina tienen una variación de precios insignificante comparados con la volatilidad del crudo. 

"España sigue siendo dependiente de los aceites refinados y los componentes de refino y si a eso le sumamos los impuestos que tiene el litro de gasolina, cualquier bajada va a ser notada de una forma muy pequeña en el precio de la gasolina", explica Santacruz. 

¿Cómo afectará a la economía española? 

Más allá del escaso impacto que la caída de los precios del petróleo tiene y tendrá en los de gasolina y diésel, de continuar esta tendencia, los efectos para la economía española en su conjunto deberían ser buenos. 

"Para España es muy positivo, porque se suele importar petróleo por valor del 3% del PIB, de modo que las caídas siempre son bien recibidas", declara Teruel, que señala al turismo como el sector que obtendría un mayor beneficio. 

Santacruz, por su parte, le resta influencia al precio del petróleo, especialmente, en lo que se refiere a la economía doméstica. "El que baje el petróleo es algo bueno para la economía española, pero tanto las empresas, como la gasolina y el recibo de la luz, cada vez dependen menos del petróleo y más del gas. Para el consumidor doméstico, el efecto no es tan grande".

20 Minutos
Autor
20 Minutos

Diario de información general y local más leído de España, consulta las noticias de última hora de España, internacional, local, deportes en 20minutos.

Publicidad

Empresas destacadas

Productos destacados

Publicidad

Obtenga beneficios adicionales
Aún no tiene una suscripción a Virtual Pro?

Suscribase ahora