Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2023-01-24Se acabó desperdiciar los posos de café

CORDIS |¿Por qué tirar los posos de café después de haber preparado una taza de esta bebida? Una empresa respaldada por la Unión Europea los está empleando para fabricar una película plástica de origen biológico.

La pasión mundial por el café conlleva que, cada año, millones de toneladas de posos de café acaben en los vertederos, donde se descomponen y emiten metano, una de las principales causas del calentamiento global.

Para evitar que estos residuos terminen en los vertederos y contribuir a la economía circular, AIMPLAS - Instituto Tecnológico del Plástico, en España, ha creado una película plástica a partir de posos de café, transformándolos así en un producto con valor. Esta actividad forma parte del proyecto WaysTUP!, financiado con fondos europeos, cuyo equipo trabaja para establecer nuevas cadenas de valor para aprovechar biorresiduos urbanos.«WaysTUP! es un claro ejemplo de cómo los biorresiduos pueden desempeñar un papel importante en la transición hacia una economía circular, al evitar su generación y aprovechar su potencial como una fuente de recursos secundarios de gran valor», comenta la doctora Nuria López en un blog publicado en el sitio web de la empresa. López es investigadora principal en AIMPLAS, entidad socia del proyecto WaysTUP!. «En nuestro caso, estamos transformando los residuos de café en una película plástica para envases», explica López.

La película plástica de origen biológico de AIMPLAS se produce con polihidroxialcanoatos (PHA) procedentes de posos de café de restaurantes y que son recolectados por bio-bean, empresa socia del proyecto WaysTUP! en el Reino Unido. Los PHA son un grupo de poliésteres biodegradables producidos en la naturaleza por microorganismos. Tal como se explica en el artículo del blog, «en primer lugar, AIMPLAS ha formulado el PHA para que sea procesable mediante extrusión y, después, ha fabricado la película, que servirá para conformar diferentes tipos de envases flexibles».

No solo para los PHA

Además de utilizar posos de café para fabricar PHA, los socios de WaysTUP! han descubierto otros usos para este residuo. Por ejemplo, bio-bean está produciendo aceite de café a partir de él. La empresa biotecnológica española Biopolis extrae aromas, polifenoles, aceites y carotenoides de posos de café proporcionados por Agricultores de la Vega de València, la empresa coordinadora del proyecto. El socio italiano Novamont produce ácidos dicarboxílicos de cadena larga (LCDCA) necesarios para sintetizar poliésteres.

Sin embargo, WaysTUP! no solo se centra en el café. Está dando a conocer una serie de procesos para transformar biorresiduos urbanos en bioproductos de gran valor a partir de diferentes materias primas. Los subproductos cárnicos (por ejemplo, sangre, huesos, recortes de carne, piel, tejidos grasos, cuernos, pezuñas, patas, cráneos y vísceras) se emplean para producir enzimas para ablandar y péptidos activos. Los desechos de pescado, incluidas cabezas, colas, piel, entrañas y aletas, sirven como materia prima para producir péptidos activos y gelatina. Los biorresiduos domésticos separados en origen también se usan para producir harina rica en proteínas destinadas a piensos para animales y biodisolventes. Los PHA, LCDCA y bioplásticos se fabrican con aceite de cocina usado. Los desechos de celulosa de las instalaciones de tratamiento de residuos y aguas residuales se transforman en bioetanol y biodisolventes. Por último, pero no por ello menos importante, los lodos de depuradora se emplean para producir biocarbón, un carbón vegetal obtenido por la descomposición térmica de biomasa.

Al adoptar un enfoque más amplio para promover una economía circular, el equipo de WaysTUP! (Value chains for disruptive transformation of urban biowaste into biobased products in the city context) también trabaja para concienciar a los ciudadanos y las comunidades locales sobre la importancia de los biorresiduos urbanos como recurso. Además, ha fomentado la participación ciudadana activa en la recogida de biorresiduos urbanos.

CORDIS
Autor
CORDIS

El Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo (CORDIS) es la principal fuente de la Comisión Europea los resultados de los proyectos financiados por los programas marco de investigación e innovación de la UE (desde el 1PM hasta Horizonte 2020). Nuestro objetivo es acercar los resultados de investigación a los profesionales del sector para fomentar la ciencia abierta, crear productos y servicios innovadores y estimular el crecimiento en toda Europa.


2023-02-03
El sector tecnológico está despidiendo en masa: OpenAI está haciendo todo lo contrario, según Semafor

La ola de despidos en las grandes tecnológicas es un problema de alcance global. Amazon, Google, HP, IBM, Meta, Microsoft, Spotify, Salesforce, Philips. La lista de las compañías afectadas por esta tendencia es enorme. Sin embargo, hay algunas excepciones. Entre ellas destacan las estadounidenses Apple y OpenAI.

2023-02-03
La tragedia de la talidomida detonó la farmacovigilancia

Las reacciones adversas a medicamentos (RAM) no son algo nuevo en la historia de la humanidad. El ejemplo más claro de efecto no deseado de un fármaco es, sin duda, la tragedia causada por la talidomida.

2023-02-03
Todo lo que necesitas saber sobre el futuro de la computación y los sistemas neuromórficos

La computación ha vivido pequeñas grandes revoluciones en muy poco tiempo. Por un lado, sus componentes se han ido miniaturizando hasta lograr que hoy tengamos en nuestras manos smartphones mucho más potentes que los antiguos ordenadores que ocupaban habitaciones enteras. Y, por otro lado, la capacidad de esos dispositivos hace posible que podamos recrear mundos virtuales, crear réplicas de nosotros mismos o encontrar soluciones a grandes problemas. Y para seguir avanzando, los investigadores apuestan por la computación neuromórfica o sistemas neuromórficos.

2023-02-02
Debate científico sobre las causas del cambio climático

En 1974, los científicos Frank Sherwood Rowland y Mario Molina dieron a conocer que los gases clorofluorcarbonados utilizados en refrigeradores, aires acondicionados, aerosoles y spray de laca, entre otros productos, se dispersan en la estratosfera expulsando una alta condensación de átomos de cloro que degradan la capa de ozono que nos protege de los rayos ultravioleta emitidos por el sol. Posterior a esto, un alto representante de DuPont, una de las más reconocidas industrias químicas a nivel mundial, estimó que la investigación era un “cuento de ciencia ficción”, un “montón de basura” y una “absoluta idiotez”. Sin embargo, en 1987, bajo el Protocolo de Montreal, se establecieron las medidas necesarias para controlar y disminuir poco a poco hasta eliminar el uso de cerca de 100 componentes químicos que afectan sustancialmente la capa de ozono.

2023-02-02
Un nuevo sistema de reciclaje de carbono permitiría reducir las emisiones de la industria siderúrgica en un 90 %

Investigadores de la Universidad de Birmingham proponen un método para adaptar los hornos actuales que permitiría sustituir el 90 % del coque utilizado habitualmente por este sector.

2023-02-02
El Instituto de Óptica del CSIC convoca la sexta edición de los Premios FOTÓN, dirigidos a comunicadores y docentes

Los galardones reconocen la divulgación de la óptica y la fotónica en medios de comunicación y centros educativos.