Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2022-11-04Un robot con sentido del humor: Erica y los avances de la IA

Blogthinkbig |La inteligencia artificial (IA) simula procesos de inteligencia humana por parte de máquinas. Entre sus aplicaciones específicas se tienen: sistemas expertos, procesamiento de lenguaje natural, reconocimiento de voz y visión artificial. Por esto muchos piensan que la IA es fría y sin sentimientos. Pero ¿te imaginas a un robot riendo empáticamente y de forma natural?

Lo cierto es que la IA ha evolucionado con el tiempo para humanizar, en cierta forma, a las máquinas. Si bien algunas personas piensan que se podrá simular completamente a los humanos (incluido su pensamiento), otras creen que habrá cosas que nunca se conseguirán artificialmente. Por ejemplo, la capacidad de tener emociones o sentimientos hacia otras personas, o incluso de reír. Ante esto nos encontramos con Erica, que cambiará tu perspectiva.

Erica, un robot con sentido de la risa

¿Qué pensarías si te dijéramos que los humanos estamos a punto de perder el derecho exclusivo de poseer humor? Seguro responderías que esta es una emoción exclusiva de nosotros. Sin embargo, unos investigadores japoneses te harán creer lo contrario. Científicos de Kyoto desarrollaron un sistema de IA de un robot con sentido de la risa llamado Erica. Esta máquina puede emular la risa humana, en la cantidad y situación correcta.

La investigación titulada “¿Puede un robot reír contigo?: Generación de risas compartidas para un diálogo hablado empático” fue publicada recientemente en la revista Frontiers in Robotics and AI. En esta, los estudiosos en el tema desarrollaron un modelo de risa compartida para robots conversacionales con las siguientes características:

  • Cuando una persona ríe en una conversación con un robot, este decide si reír simultáneamente y elegir su tipo de risa.
  • Entre los tipos de risa destacados se tienen: risa bulliciosa o alegre y una social o más tranquila.
  • El modelo del robot analiza cómo suena la risa de la persona.

Basado en lo anterior, los investigadores señalaron que para hacer que los robots conversacionales sean más parecidos a los humanos, deben comportarse similar a ellos. Uno de estos comportamientos es la risa, cosa que la gente practica frecuentemente. De modo que, con este modelo de IA, las personas disfrutarán de la interacción con estas máquinas.

Un robot. Imagen de Unsplash.


¿Cómo lo lograron los científicos?

Seguro ahora te preguntas cómo enseñan a un robot a reír. Pues bien, los investigadores observaron inicialmente las interacciones entre personas para identificar cuándo sucede la risa compartida. En consecuencia, siguieron el siguiente proceso que consistió en tres modelos:

  • Detección de risa inicial
  • Predicción de risa compartida
  • Selección del tipo de risa

Para alcanzar lo anterior, entrenaron a cada modelo empleando un cuerpo de diálogo de citas rápidas humano-robot. Posteriormente, implementaron un sistema de generación de risas compartidas en un método de diálogo de escucha atenta. Los científicos congregaron a más de 130 personas para escuchar cada situación dentro de las tres circunstancias diferentes:

  • Sin risas
  • Sistema de risas compartidas
  • Todo risas

Posteriormente, valoraron las interacciones en función de la semejanza humana, la naturalidad, la empatía y la comprensión. La plataforma de risas compartidas funcionó mejor que cualquiera de las líneas de base.

De esta forma, lo propuesto por estos investigadores optimizó la impresión del diálogo, al igual que la percepción de empatía. Todo ello fue comparado con una línea de base ingenua sin risas y un sistema reactivo que siempre respondía solo con risas sociales.

Este estudio se realizó en idioma japonés y con un número limitado de muestras. No obstante, el marco del método propuesto también se puede aplicar a otros idiomas. La risa es un comportamiento no lingüístico, pero también depende del contexto del diálogo, incluida la cultura.

Una de las dificultades encontradas fue decidir el tipo de risa para el robot. Un robot posee un número limitado de risas, por lo que se utilizó cuidadosamente la que sonara lo menos escandalosa posible.

Lo que depara el futuro con un robot como Erica

Por ahora, la capacidad de reír de Erica no significa que la carencia de empatía o humor conversacional esté resuelta. El estudio concluyó que puede que pasen alrededor de 20 años antes de que una máquina tenga una conversación con un humano, como si fuesen amigos reales. Se espera, además, verificar el método propuesto en otros idiomas y con datos a gran escala. En síntesis, la IA ha intentado aproximar una mejor experiencia de los robots con los seres humanos. A pesar de que se temen que estos nos sustituyan, no hay nada más alejado de la realidad. Contar con estas innovaciones será de gran ayuda para áreas importantes de la vida diaria. ¿Qué tal si seguimos aprendiendo de ellas?

Moncho Terol

El futuro lo escribimos todos juntos. Me gustan las redes y la conectividad.

Blogthinkbig
Autor
Blogthinkbig

El blog de innovación de Telefónica


2022-12-02
Barcos autónomos: qué los hace posible y cuáles son sus tipos

La transformación digital ha llegado a la industria marítima para generar avances tan disruptivos como los barcos autónomos.

2022-12-01
Simulación de procesos en Aspen Plus

Hoy en día la industria química debe afrontar diferentes retos. Desde los continuos cambios en el mercado, la gran competencia que existe entre empresas y la necesidad de adaptarse ante las nuevas e innovadoras tendencias. Debido a esto, es imperativo encontrar soluciones eficientes que permitan mejorar los procesos ya establecidos o crear nuevos integrando todas las mejoras aplicables.

2022-11-30
Desarrollan un nuevo método de identificación con las venas de la muñeca desde el móvil

Un equipo de investigación del Instituto de Microelectrónica de Sevilla (Universidad de Sevilla-CSIC) ha creado un procedimiento seguro de comprobación de identidad basado en los conductos sanguíneos del dorso de la mano y la muñeca mediante imágenes tomadas por cámaras de cualquier dispositivo. Esto supone la posibilidad de añadir más seguridad al considerar un rasgo diferente al de huellas dactilares o rostros y que puede ser más difícil de falsificar.

2022-11-17
Trabajan en el desarrollo de un modelo de BioRobot y minicorazón humano

La Universidad de Málaga participa en el proyecto internacional ‘BioRobot-MiniHeart’, que desarrollará durante los próximos cinco años un producto de bioingeniería, de carácter multicelular, como modelo a pequeña escala del corazón humano. Los investigadores del grupo ‘Desarrollo y Enfermedad Cardiovascular’ José María Pérez Pomares y Juan Antonio Guadix determinarán las combinaciones óptimas de distintos tipos celulares para su desarrollo y los analizarán atendiendo a aspectos como la diferenciación celular, la histoarquitectura del tejido y su funcionalidad.

2022-11-17
Los fabricantes de chips ya se aprietan el cinturón: GlobalFoundries prevé que la fiesta se acabará en 2023

Hace tan solo seis meses difícilmente podríamos haberlo intuido. La industria de los circuitos integrados ha continuado su camino durante los últimos tres años espoleada por una demanda creciente a la que ha sido incapaz de responder. Los fabricantes de chips de alta integración aún lo tienen todo vendido antes de producirlo, pero ya están empezando a apreciar síntomas claros de agotamiento.

2022-11-16
Equipo UC debutó en «Fórmula 1» de robots marinos en Australia

Alumna del programa de Admisión de Científicos a Emprendedores UC, lidera el grupo universitario de robótica en la competencia internacional que se desarrolla en Sidney.