Usos médicos e industriales de los polímeros

Noticias Actualidad en procesos industriales

Dele visibilidad a su trayectoria académica

Participe en la convocatoria de trabajos inéditos de Virtual Pro.

Publicar Ahora

2020-03-09Usos médicos e industriales de los polímeros

Revista Virtual Pro |Los polímeros son moléculas grandes y están compuestos por muchos átomos.

Precisamente, en la editorial del número 218 de la Revista Virtual Pro, Cinthya Castro habla de la definición polímero, su producción química y biotecnológica y la investigación de estos a la largo de la historia. La investigadora afirma que “un polímero es una sustancia compuesta de moléculas que están formadas por muchas unidades de una o más especies de átomos o grupos de átomos unidos entre sí, mediante enlaces usualmente covalentes, que se repiten, para formar una cadena larga, cuya masa molar es grande, desde 2000 a millones en gramos/mol”.  

Actualmente, los usos de los polímeros en la medicina y en diversas industrias son fundamentales en el desarrollo económico, e incluso, a largo plazo tienen aplicaciones ambientales. Por eso el presente número de la Revista Virtual Pro está dedicado al estudio de la Industria de polímeros y plásticos e incluye tres artículos científicos. 

 El primero de ellos es Optimización enzimática de los tiempos de fermentación de lactosuero en la producción de ácido láctico para la aplicación de ácido poliláctico de los autores Laura Viviana Cuervo Garcés, Paula Nicholl Ramírez Gaitán y Camilo Andrés Sanabria Rodríguez. Los investigadores buscaron a través de su trabajo incrementar la producción de ácido láctico a bajo costo, en menor tiempo y con las condiciones de calidad requeridas industrialmente.

Esta investigación está enfocada en la industria alimentaria. Sin embargo, el ácido láctico, también conocido como ácido-2-hidroxipropanoico, se emplea en otras industrias como la cervecera, farmacéutica, química, de textiles, microbiológica y de cosméticos. 

El segundo artículo, Obtención de quitosano a partir de exoesqueleto de camarón blanco Litopenaeus vannamei y su aplicación en la elaboración de un parche cicatrizante es resultado de una investigación llevada a cabo en México para tratar y convertir los desechos de la producción camaronícola en los polímeros quitina y quitosano y, posteriormente, a partir de estos polímeros fabricar parches que ayudan a pacientes postrados en cama con la cicatrización de heridas profundas.  

 Los autores Heimy Franceline Martínez y Luis Manuel Salazar identificaron dos problemas y generaron una oportunidad de desarrollo médico y económico. Por un lado, la producción camaronícola mexicana (especialmente de la especie Litopenaeus vannamei) genera una gran cantidad de desechos, lo cual representa un problema ambiental. De otro lado, la presentación del cicatrizante (patente MX/a/2013/005866) de un gel elaborado con quitosano obtenido a partir de los exoesqueletos de Litopenaeus vannamei (los desechos) era inadecuada para regenerar los tejidos de personas postradas en cama (debido a la dificultad para aplicarlo constantemente). 

Por ello, los investigadores decidieron elaborar parches de quitosano, que son más cómodos de usar para personas que tienen poca movilidad que el gel cicatrizante ya patentado. Así, se les da un uso adecuado a los desechos y los investigadores también aportan una solución práctica y útil al generar un producto médico para tratar pacientes con heridas profundas o quemaduras.

Para elaborar el parche se transformó el biopolímero quitina del exoesqueleto de camarón Litopenaeus vannamei en quitosano a través de una desacetilación alcalina. Una vez realizado el procedimiento, se testeó su calidad farmacéutica para hacer un parche enfocado en la regeneración de tejido. Como ya se ha mencionado, el parche es constituido principalmente por el polímero quitosano y la grenetina, lo que le da una la consistencia adecuada para su uso en el tratamiento de heridas. 

También es importante destacar que la producción de este parche requiere un proceso corto y costos mínimos porque reutiliza los desechos de otra industria, a diferencia de otros productos cicatrizantes disponibles en el mercado cuya producción requiere intervenciones más complejas y además “utilizan mayor número de ingredientes de características químicas con posible toxicidad, lo cual podría afectar a las personas que lo utilizan y al medio ambiente”.

Finalmente, Erick Daniel López Martínez, Juan Guillermo Martínez Colunga, Eduardo Ramírez Vargas y Cinthya Valeska Castro Pérez publicaron el artículo Envejecimiento artificial de película delgada LDPE/LLDPE con diferentes nanoestructuras de carbono. En este artículo se discute la resistencia a la fotodegradación de tres diferentes nanoestructuras de carbono: los nanotubos de carbono de pared múltiple (MWCNT), las nanoláminas de grafeno (GPN) y las nanopartículas de negro de humo (CB), con respecto a la mezcla de LDPE/LLDPE. Esto se hace para encontrar una alternativa al uso de películas de polietileno. 

Según los autores el polietileno (PE) es “el polímero termoplástico con mayor producción y aplicación en el mercado actual. Particularmente, en la fabricación de película soplada se utiliza con frecuencia la mezcla de polietileno de baja densidad (LDPE) con polietileno lineal de baja densidad (LLDPE), gracias a sus propiedades mecánicas y ópticas, su fácil procesamiento, inercia química y bajo costo”.

Sin embargo, ya que cuando las películas de polietileno están expuestas al calor y a la radiación UV en presencia de oxígeno, las propiedades mecánicas de las películas de polietileno generalmente se deterioran, además el polietileno carece de resistencia a la degradación (foto y termo inducida). Los autores encontraron que la resistencia a la fotodegradación de los nanotubos de carbono de pared múltiple (MWCNT) es la más adecuada, ya que “el uso de estos nanotubos mejora la resistencia del polímero”. Este trabajo abre la puerta a futuras investigaciones para comparar los costos de estas películas con las utilizadas actualmente.

En el número 218 de Virtual Pro también se reseñan artículos que dan cuenta de los avances de la economía circular (que incluye el reprocesamiento de empaques plásticos y otros polímeros naturales y sintéticos) y cómo esta contribuye a la sostenibilidad ambiental alrededor del mundo como: Bioplásticos a base de almidón: el futuro de los empaques sostenibles, Plásticos sostenibles a partir de biomasa: mezclas de polímeros a base de ácido 2,5-furan dicarboxílico y Polímeros de origen biológico con propiedades antimicrobianas en miras al desarrollo sostenible.

Escrito por: Anyeli Rivera Tancón
aariverat@unal.edu.co
Profesional en Estudios Literarios
Universidad Nacional de Colombia

Revista Virtual Pro
Autor
Revista Virtual Pro

Publicación virtual académico-científica, indexada a nivel Latinoamérica. Presenta la información de una forma innovadora a través de documentos hipertexto, multimedia e interactivos que complementan el proceso de enseñanza-aprendizaje en diferentes programas académicos relacionados con procesos industriales. Cuenta con un comité editorial y científico internacional ad honorem presente en diferentes países de Latinoamérica.

Publicidad

Empresas destacadas

Productos destacados

Publicidad