Videos4030 Videos en línea

Suscripción institucional

Accede a más contenidos como escenarios, infografias y procesos

Suscripción institucional
Video

Lucha por los rinocerontes africanos | DW DocumentalFight for the African rhinos | DW Documentary

Resumen

Cada día cazadores furtivos matan en Sudáfrica al menos un rinoceronte. Sus cuernos son muy codiciados en el mercado negro donde vale incluso más que el oro. Las unidades contra la caza furtiva se equipan con dispositivos de visión nocturna, drones y cámaras de visión térmica. Es toda una guerra.

Con una superficie de alrededor de 20.000 kilómetros cuadrados, el parque nacional Kruger, en el noreste de Sudáfrica es una de las mayores áreas protegidas del continente africano. Allí viven de forma silvestre la mayoría de rinocerontes blancos de Sudáfrica; y es el lugar donde la mayoría de rinocerontes son sacrificados por cazadores furtivos. Las dimensiones de esta región y la relativamente pequeña cantidad de guardas acentúan el problema. A ello se suma la pobreza en las poblaciones que rodean el parque. Si se desea triunfar en la lucha por los rinocerontes, este es el lugar para hacerlo.

Vince Barkas no cree en la efectividad del actual sistema de protección de los rinocerontes. Trabaja desde hace treinta años en la protección de la vida salvaje. En 1992 fundó "Protrack”, una tropa contra la caza furtiva cuyas actividades se desarrollan en el área del Gran Kruger, unas reservas privadas para animales salvajes en las zonas colindantes al parque nacional Kruger. Afirma que en todos los años que ha realizado esta labor nada ha cambiado. Con o sin mejor equipo, se necesitan nuevos métodos, asegura. "Hemos disparado, arrestado y golpeado a cazadores furtivos, lo hemos probado todo, pero nunca nos sentamos a hablar con ellos”, nos cuenta. ¿Diálogar en lugar de disparar? Vince Barkas cree en ello.

Junto a su hijo, Dylan, se ha puesto en camino hacia Mozambique. Desde allí llegan muchos de los cazadores furtivos que matan rinocerontes en el parque nacional Kruger. Su destino es Massingir. Allí, Barkas comenzó hace algunos años a establecer un primer contacto con cazadores furtivos. Para él, el problema tiene sus raíces en el propio concepto de la protección de los animales salvajes: "hemos hecho de los animales salvajes un asunto para los blancos adinerados, donde pueden cazar, vivir en cabañas y poseer reservas naturales. Afuera, al otro lado de la cerca, hemos dejado a la población negra. Eso es algo que debemos cambiar”.

Este reportaje explora por qué esta forma de poner en práctica el cuidado de la vida silvestre desde hace décadas no funciona y cuáles alternativas existen.

  • Tipo de documento:Video
  • Formato:
  • Idioma:Español
  • Tamaño:1 Kb

C&oacte;mo citar el documento

Esta es una versi&ocute;n de prueba de citación de documentos de la Biblioteca Virtual Pro. Puede contener errores. Lo invitamos a consultar los manuales de citación de las respectivas fuentes.

bv_ref_apa

Arar para el clima: tierra sana, mundo sano | DW Documental
Agricultura, agroforestería y zootecnia

Más info:

ir a videoía

Arar para el clima: tierra sana, mundo sano | DW Documental

DW Deutsche Welle Mundialmente perdemos más de 100.000 kilómetros cuadrados de tierra fértil por año. A pesar de ser la base de la vida, la tierra está hormigonada, tratada con productos químicos y cultivada sin cuidado.Como el agricultor austriaco Josef Nagl. Un accidente que casi le costó la vida le hizo reflexionar: ¿quiere que sus hijos hereden unos campos áridos y muertos que solo producen frutos con fertilizantes y pesticidas industriales? Josef Nagl cambió radicalmente la organización de su granja familiar. No usa ni el arado ni productos químicos. En lugar de eso, Nagl estableció la rotación de cultivos, el reverdecimiento constante del campo, y, lo más importante, cambió su actitud con respecto a los ciclos naturales. Se unió a un movimiento creciente de agricultores en la así llamada región ecológica Kaindorf. Ellos perciben la tierra como un organismo vivo cultivándola de manera que produzca constantemente humus en vez de hacerlo desaparecer. La reorganización de sus granjas también es rentable: por acumular humus y con ello almacenar CO2, reciben una recompensa económica.En el terreno donde se encuentra Erika Kothe, la agricultura era algo impensable desde hacía siglos. Durante la RDA se extraía uranio, dejando como herencia un paisaje lunar, altamente contaminado por ácidos y metales pesados. ¿Cómo se puede sanar una tierra así? "Con raíces, bacterias y hongos micorriza", dice la microbióloga Erika Kothe de la Universidad de Jena, que investiga allí con el geólogo Thorsten Schäfer. Juntos cultivan plantas de crecimiento rápido e inoculan la tierra con cultivos bacterianos y hongos. De esa manera fijan los metales pesados para que sean inofensivos. Esta tecnología podría utilizarse globalmente para la renaturalización de enormes paisajes postmineros.

    --US--
  • DOLAR 0 0.00
  • EURO 0 0.00