Suscripción institucional

Accede a más contenidos como escenarios, infografias y procesos

Suscripción institucional
Atom, mon amour — Francia y la energía atómica | DW Documental
Energía

Más info:

ir a videoía

Atom, mon amour — Francia y la energía atómica | DW Documental

DW Deutsche Welle Ningún país aprecia tanto su energía atómica como Francia, donde prácticamente pertenece a la identidad nacional. Las centrales nucleares son responsables de tres cuartas partes de la energía que se produce en el país galo. De ahí que las críticas sobre sus posibles riesgos no sean allá bienvenidas.Jean-Paul Simon, agricultor de Cirfontaines-en-Azois, fue llevado a juicio por poner su maquinaria a disposición de detractores de la energía atómica. Su tractor fue confiscado durante 16 meses. Ni siquiera en Fessenheim, en la frontera con Alemania, hay escepticismo con respecto a la energía atómica, a pesar de albergar la central nuclear más antigua del país, que regularmente genera titulares negativos. Ninguna otra planta ha experimentado tantos incidentes como ésta. Y aun así, esta localidad apenas está preparada para reaccionar ante un posible accidente. Sólo las pastillas de yodo que se venden en las farmacias y una maleta de emergencia en una escuela infantil que podría pertenecer a un tiempo pasado. ¿Por qué piensan así los franceses? Los autores del reportaje emprenden un viaje a través de este país, visitando a partidarios y críticos de la energía atómica. Así descubren que los niños en Francia crecen entusiasmados por la energía nuclear. Incluso algunas centrales organizan actividades infantiles como talleres de fabricación de velas a la sombra de las torres de refrigeración.

¿Puede la inversión verde cambiar el mundo? | Documental de DW
Medio ambiente

Más info:

ir a videoía

¿Puede la inversión verde cambiar el mundo? | Documental de DW

DW Deutsche Welle Una nueva generación de inversores quiere obligar a las empresas a ser respetuosas con el medio ambiente. Incluso los conservacionistas del clima saben que el dinero habla, pero ¿pueden las inversiones verdes salvar realmente el mundo?La inversión verde premia a las empresas que utilizan prácticas de producción sostenibles y protegen el medio ambiente. Al mismo tiempo, se priva de fondos a las empresas que contaminan o contribuyen al calentamiento global. La estrategia convierte el tema del medio ambiente, antes secundario, en dinero duro y frío.Antonis Schwarz tiene 30 años y es inversor, filántropo y activista. Su lema es "dinero en efectivo contra el cambio climático". Schwarz, como muchos otros millennials adinerados, considera que el cambio climático es la variable clave a la hora de invertir dinero.Estas personas invierten intencionadamente su dinero en empresas y proyectos que protegen el medio ambiente. Schwarz cree que las personas adineradas tienen una responsabilidad especial para seguir esta estrategia. Dice: "Cuando tienes la posibilidad de cambiar algo y no lo haces, eres cómplice. Todos tenemos que implicarnos al máximo para evitar un desastre climático". Esta filosofía puede resumirse con la siguiente pregunta: "¿De qué sirve tener mucho dinero si no sirve para nada porque vives en un planeta cada vez más caótico?".Los inversores institucionales disponen de más dinero que los particulares ricos. Su enfoque también está cambiando, y no por puro idealismo. Los fenómenos meteorológicos extremos causados por el cambio climático, por ejemplo, son malos para los negocios. Pueden obligar a las empresas a cancelar miles de millones en daños. Este documental se adentra en los mercados financieros. ¿En qué medida funciona la "inversión de impacto"? ¿Pueden los inversores hacer que las grandes y poderosas empresas cambien sus estrategias? Hasta ahora, los políticos no han conseguido precisamente eso.

Muerte masiva de insectos | DW Documental
Agricultura, agroforestería y zootecnia

Más info:

ir a videoía

Muerte masiva de insectos | DW Documental

DW Deutsche Welle Científicos y ecologistas están alarmados ante el drástico descenso de las poblaciones de insectos. El reportaje entrevista a expertos, agricultores, científicos, compañías químicas y políticos para descubrir la causa de la muerte de los insectos.¿A quién le gustan los insectos? Pican, transmiten enfermedades y asustan a los niños. Pero también son fascinantes: los insectos fueron los primeros seres vivos que aprendieron a volar. Conquistaron el planeta hace 480 millones de años. Representan el modelo más exitoso de la evolución y constituyen hasta el día de hoy la base de la vida en la Tierra, pues se encuentran al principio de una cadena alimentaria de la que también dependen los seres humanos.Pero cada vez hay menos insectos en todo el mundo, y la cadena alimentaria amenaza con romperse. Ambientalistas y científicos están dando la voz de alarma, por ejemplo, Alexandra-Maria Klein de Friburgo. La comprometida catedrática de ecología del paisaje ha investigado durante décadas los cambios en entornos naturales debidos a la intervención humana. En una plantación de frutas en el Lago de Constanza ha emprendido un experimento. ¿Qué pasaría si desaparecieran los insectos? En cada vez más lugares donde antes se percibía un continuo zumbido, reina ahora un silencio alarmante. ¿Por qué mueren los insectos? El reportero Christoph Würzburger investiga estas cuestiones y emprende un viaje al fascinante mundo de los insectos. Habla con entomólogos, agricultores, renombrados científicos, empresas químicas y políticos. Acompaña a la ambientalista Alexandra-Maria Klein y a otros científicos en su lucha por descubrir las causas de la muerte masiva de insectos.

Reforestar Africa, ¿la solución a los problemas del mundo? | DW Documental
Agricultura, agroforestería y zootecnia

Más info:

ir a videoía

Reforestar Africa, ¿la solución a los problemas del mundo? | DW Documental

DW Deutsche Welle El ser humano está destruyendo cada vez más hábitats naturales, favoreciendo la aparición de pandemias. Presuntamente el coronavirus causante de la COVID-19 fue transmitido a los humanos por animales salvajes.Todavía hay muchas cuestiones abiertas sobre la COVID-19. Sin embargo, no existen dudas de que muchos virus modernos tienen su origen en el reino animal o bien son transmitidos a los humanos por animales salvajes, como el murciélago o el pangolín. Del mismo modo, resulta cada vez más evidente que la deforestación está acercando la fauna salvaje a las personas, aumentando así el peligro de que surjan nuevas enfermedades.En Uganda y en Kenia, virólogos y zoólogos intentan hallar relaciones entre la interacción de humanos y animales salvajes y la expansión de los virus. Les preocupa que estos microbios puedan dar el salto inverso, transmitiéndose de humanos a animales y cerrando así el ciclo. Así, un virus cuyo origen presuntamente está en la fauna salvaje y es ya responsable de la muerte de más de un millón de personas en todo el planeta, podría regresar causando nuevos estragos en el mundo animal.En el Parque Nacional de Bwindi, en Uganda, la primera veterinaria del país, la Dra. Gladys Kalema-Zikusoka, está entregada a la protección del gorila de montaña. Su temor es que este imponente simio emparentado con el ser humano pueda caer víctima de la COVID-19. Además, algunos ugandeses que quedaron desempleados por culpa de la pandemia se dedican ahora a cazar este animal en peligro crítico de extinción.El científico keniano Augustine Baraza Obuyele, experto en murciélagos, intenta descubrir nuevos virus en el monte Elgon, en la frontera entre Kenia y Uganda. Le interesan en especial aquellos que podrían ser capaces de arrasar el continente o incluso todo el planeta, como el virus del ébola o el de la fiebre amarilla. Cuantos más bosques sean talados por la mano del hombre, menos hábitat natural tendrán los animales y mayor será el peligro de que surjan nuevas enfermedades y pandemias.El trasfondo de esta amenaza inquieta a la comunidad internacional. El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés), con sede en Nairobi, quiere declarar internacionalmente una Década para la Recuperación de los Ecosistemas. ¿Podría salvarse el mundo plantando árboles? La COVID-19 y la amenaza de otros virus aún por descubrir apenas son las razones más novedosas para invertir en reforestación. Pero también lo son la protección climática y de los acuíferos. Sin bosques vírgenes, el planeta no puede vivir. Mientras que muchos países africanos talan sus bosques en busca de ingresos que su economía necesita con urgencia, otros ya se han comprometido a reforestar enormes extensiones de terreno. Como Kenia, que pretende restaurar el importante ecosistema que supone el bosque de Mau.Sin embargo, parte de esta selva ha sido ya ocupada. Sus habitantes están siendo ahora expulsados con violencia, equipados apenas con sus escasas pertenencias. Les quitan su medio de subsistencia en aras de la protección medioambiental. Todo un dilema que ejemplifica como la restauración de los ecosistemas puede ser tan importante como compleja en cuanto a su ejecución.

    --US--
  • DOLAR 0 0.00
  • EURO 0 0.00